martes, agosto 08, 2017

El 8 de agosto del año ...

***   ... 1954 el santolallero Gregorio Sánchez (Gregorio Lozano Sánchez era realmente su nombre) se presentó como novillero en Madrid para estoquear con Luis Díaz y José Rivas, que también hacía su debut, novillos de Ignacio Rodríguez Santana, de Badajoz, que en general cumplieron.

Llevaba el de Santa Olalla seis años rodando por esas plazas cuando se presentó en el coso de Las Ventas. Su tesón, fuerza de voluntad y valor mitigaron en parte su falta de conocimientos. La faena a su primero resultó embarullada y escuchó división de opiniones al matar al novillo sin acierto y sin fortuna. El último de la tarde estaba poco picado y la cogida se produjo inevitablemente, sufrió un varetazo en el brazo derecho y varias contusiones de pronóstico leve, se desprendió de los que le llevaban a la enfermería y acabó con la res de dos estocadas, la segunda, sin haber sacado el primer estoque. Sus ganas de hacer durante toda la tarde fueron recompensadas con aplausos al abandonar el ruedo.

Ninguno de los presentes esa tarde en la plaza madrileña hubieran creído si les dicen que ese coso iba a ser escenario de sus grandes éxitos en años venideros, cuando se erigió en figura del toreo gracias a sus nueve salidas en hombros por la Puerta Grande como matador de toros y una más en su etapa de novillero.

No hay comentarios: