sábado, agosto 05, 2017

El 5 de agosto del año ...

***   ... 1956 a los 73 años de edad fallece en Madrid el pintor Roberto Domingo, formidable impresionista de la Fiesta de los Toros. Su personalidad caía fuera de esa estirpe de vanidades, feliz en el ejercicio de su arte era un despreocupado de la exhibición y de la ilusoria algarabía de la publicidad.

Nació en París en 1883. En 1906 se instaló en Madrid y dos años más tarde celebró su primera exposición en la tienda del mueblista José Suárez, en la carrera de San Jerónimo, En 1912 expuso en la Sala Parés de Barcelona, al año siguiente muestra sesenta obras en Madrid y en 1914 mostró sus trabajos en la galería Baillie de Londres. A partir de aquel entonces y hasta 1957 en que realizan una última exposición en la Sala Toison de Madrid, sólo mostró su obra en 1923, 1940 y 1944 en la capital de España.

Cultivó el cartelismo y la ilustración y colaboró con la Prensa de Madrid reseñando gráficamente las corridas que se celebraban en la capital, primero en La Libertad y más tarde en ABC.

En cierta ocasión su amigo Joaquín Sorolla admirando cuadros que habían salido de su imaginación le dijo: "Yo no puedo hacer lo que tu haces; no se pintar sin el natural."
Para Roberto Domingo no había modelo, ni realismo ni trabajo analítico, existía simplemente el poder mágico de inventar, de evocar.


No hay comentarios: