domingo, junio 25, 2017

El 25 de junio del año ...

***   ... 1922 en la undécima y última corrida de abono de la temporada en Madrid se despidió de esa afición el gallego Alfonso Cela Villeíto (Celita), se había presentado como novillero en este coso el 2 de febrero de 1910.

Celita entró en sustitución de Manuel García (Maera), al perder el expreso que lo debía traer a la corte comunicó no poder llegar a tiempo para torear esta corrida. Anteriormente se había caído del cartel que la Empresa había confeccionado el ripense Marcial Lalanda, le acababan de operar en un pié. Por fin consiguió dar la corrida con Celita, Nacional I y Valencia II. Los toros de don Antonio Pérez fueron todo un ejemplo de bravura, dieron un juego excepcional y colocaron a la ganadería con divisa azul, encarnada y amarilla, y señal de horquilla y muesca en ambas orejas, en un lugar de máximo prestigio.
Los toros que desde 1911 eran propiedad del señor de San Fernando lucieron por primera vez esos colores en la plaza madrileña el 22 de julio de 1906, con excepcional resultado, pertenecían a la vacada portuguesa de Luis da Gama.

Celita puso todo su empeño para poder maquillar en lo posible su desentrenamiento y no aburrir a los aficionados que llenaban los tendidos de sombra y ocuparon más de la mitad de las localidades de sol. Acabó con su primero, después de una breve faena, de estocada baja, dos pinchazos sin soltar y media delantera; a su segundo lo mató de media atravesada y una entera perpendicular.
Nacional I despachó al que salió en segundo lugar de una estocada caída, un pinchazo y un estoconazo perpendicular. El quinto lo brindó al ganadero, acabó con el toro de un buen pinchazo y una soberbia estocada, le concedieron dos orejas.
Valencia II mató a su primero de media estocada en lo alto y despenó al que cerró plaza de media con travesía, un pinchazo y una entera.
Todo los asistentes salieron de la plaza convencidos de que habían tenido la enorme suerte de haber presenciado una corrida en la que los seis toros fueron extraordinarios, toros para encumbrar una ganadería.

                                (Celita en Barcelona el 12 julio 1914 como único espada)

No hay comentarios: