miércoles, mayo 10, 2017

La idiosincrasia de "Larita"

***   Matías Lara (Larita) que podría haber sido cualquier cosa menos modelo se decantó por hacerse torero. Hombre gordo, muy ancho, casi apaisado, descuidado en el vestir, toda su coquetería consistía en poner la barriga en la cara de los toros. Valiente era como el que más.

En cierta ocasión le enganchó un toro por la faja y antes de que le soltase tranquilizó a los allí presentes con su mímica socarrona haciéndoles saber de que no había sufrido ningún daño.

Contaba que una tarde toreaba en solitario seis toros de Palha en la plaza de toros de Carabanchel de Madrid y era tanto lo que llovía que a punto estaba de suspenderse la corrida. Pero salió en cuarto lugar un toro muy defectuoso que estaba anunciado el último. No creyendo Larita que fuese una equivocación y ante la sospecha de que la Empresa quería suspender y quedarse con los dos toros que faltaban por lidiar, a priori los mejores, decidió que la corrida continuase hasta el final a pesar de las inclemencias del tiempo. Hasta ahí podríamos llegar!. No estaba dispuesto a que a su costa se hiciese negocio a base de marrullerías.

Toreando en San Martín de Valdeiglesias saltó un toro al callejón durante el último tercio y no consiguieron hacerlo salir. No permitió Matías que se le apuntillase y sin pensárselo dos veces se metió entre barreras y allí mató al toro. Menudo era él!

En el mismo festejo un toro protestado se negó a entrar en los corrales y Larita lo cogió en primer lugar por el rabo y después por los cuernos, de esa guisa aguantó hasta que llegaron otros toreros para entre todos llevarse el toro al corral. Cosas de don Matías!

No hay comentarios: