sábado, mayo 06, 2017

El 5 de mayo del año ...

***   ... 1921 en los corrales de la plaza de toros de Valencia fue corneado mortalmente el empleado de limpiezas de la plaza José Talet, tenía cuarenta y dos años. Fueron varias las versiones que se dieron pero según algunos la explicación más creíble del suceso es que el infortunado vendió la contraseña que tenían los empleados para entrar en la plaza y se escondió en uno de los chiqueros. Al calcular mal el tiempo que faltaba para enchiquerar el segundo de la tarde fue cogido desprevenido en esa dependencia, quiso ascender a la meseta del toril por una escalera de hierro que hay en el fondo del corralillo pero no consiguió hacerlo por engancharle el toro cuando se agarraba a los primeros peldaños.


El revistero taurino José Épila (Latiguillo) que presenciaba la corrida en compañía de un amigo desde el pequeño callejón que hay entre los toriles, desde donde se dan las banderillas a los toreros, dijo haber oído un extraño ruido en uno de los toriles. No le dieron importancia pues siempre solía ocurrir algo parecido cuan se colocaba la divisa a los toros; pero de repente oyeron gritos desgarradores y ambos se dispusieron a observar por la mirilla. Fue entonces cuando vieron que un toro corneaba con saña a un hombre que lanzaba quejidos lastimeros. Pronto dejó de gritar ya que el toro le había clavado el cuerno por la espalda y pudieron observar como la punta del pitón asomaba por el pecho. El animal se desprendió de la presa, la arrojó al suelo, y allí siguió corneándole. Al encargado de toriles se le ocurrió soltar otro toro con el fin de que al estar emparejados el primer bicho abandonase a su víctima, no fue así pues ambos toros se enzarzaron a cornadas y rompieron una puerta. Se les abrió una segunda que daba a una corraleta y por fin abandonaron el toril.

El banderillero Manuel Ruiz (Manolillo de Valencia) que acudió junto a otras personas a auxiliarle lo encontraron agonizante, se le trasladó a la enfermería de la plaza donde falleció tras haberle administrado la Extremaunción.


No hay comentarios: