martes, mayo 02, 2017

El 2 de mayo del año ...

***   ... 1914 torean por primera vez juntos en Madrid los diestros Joselito y Belmonte con Rafael el Gallo como director de lidia, en los chiqueros seis toros de don Juan Contreras.

Los dos toreros alcanzaron un gran triunfo que fue recordado por los aficionados a lo largo de los años. Los dos fueron sacados a hombros y durante mucho tiempo se tuvo la faena de Belmonte en el sexto como la mejor que había hecho en Madrid, a Joselito se le concedió la oreja del quinto toro.

El último toro de la corrida fue recibido por Belmonte con unas verónicas que hicieron levantarse nuevamente al público que acababa de sentarse tras ovacionar largamente la labor de Joselito en el quinto. Tras lucirse ambos toreros en los quites cumplimentaron el segundo tercio los banderilleros Pinturas y Pilín, el toro había saltado al callejón. Brindó Belmonte al Sr. Bermejillo e inició la faena con un ayudado, luego vinieron naturales, de pecho muy ceñidos, molinetes, y metido entre los pitones ayudó al toro a pasar cogiéndole de un cuerno y no soltándole hasta acabar el pase. No estuvo acertado con el estoque, dio un pinchazo alto, otro bueno y media estocada baja que produjo vómito. Se le pidió la oreja que no fue concedida y acto seguido multitud de entusiastas lo sacaron en volandas del coso de la carretera de Aragón en unión del coloso de Gelves.

Joselito había recibido al quinto, "Azuqueco", negro, con un cambio de rodillas, puso tres pares de banderillas al cuarteo y al caerse un palitroque del último par solicitó permiso para clavar otro, se subió al estribo y de dentro a fuera lo prendió en lo alto. Con la muleta ejecutó pases aguantando, mandando y dominando, faena completa en la que el toro iba embebido en la franela. Citó a recibir y el animal no acudió, lo intentó de nuevo y ante la negativa del astado entró a volapié, clavó más de media espada que dio con el bicho en tierra, le le concedió un apéndice.

Rafael el Gallo se lo pasó en grande viendo triunfar a sus compañeros de cartel, en su cuenta particular tuvo que conformarse con la división de opiniones, con predominio de los pitos, con que le obsequiaron en los suyos.

Al día siguiente, en la corrida de Beneficencia, volvieron a actuar los tres espadas en dicho coso, con toros de Santa Coloma, acompañados del madrileño Vicente Pastor. Belmonte hizo también una muy buena faena a su primer toro, pero fue cogido al dar una estocada y sufrió un puntazo en el muslo derecho.








No hay comentarios: