miércoles, mayo 24, 2017

El 24 de mayo del año ...

***   ... 1964 Luis Folledo, campeón de España de boxeo de los pesos medios, debutó con picadores en la madrileña plaza de Vista Alegre. Se lidiaron seis novillos de Escudero Calvo Hermanos, de Madrid, pésimamente presentados y sin hechuras, el sexto fue retirado y sustituido por otro de Molero. Tuvo como compañeros de terna a Curro Serrano y José Luis Teruel (El Pepe).


Su presentación en la segunda plaza de la capital fue considerada por muchos como una osadía ya que el púgil-torero había conseguido debutar con los del castoreño apresuradamente, sin tener la debida preparación y con sólo unos cuantos festivales para "obtener el carnet". Lo que Folledo hizo en pocas semanas a muchos les costó lo que no se sabe, sufrimientos, costalazos y múltiples privaciones antes de haber podido debutar en la carabanchelera Chata. Lo suyo fue un camino de rosas y lo presentaron como si de un novillero cuajado se tratase cuando la realidad era que apenas tenía idea de lo que quería hacer y sin aplomo para manejar los engaños con la necesaria destreza.


De media estocada despachó Folledo a sus dos antagonistas, palmas y pitos cosechó en su primero y con abundantes pitos premiaron la faena del que cerró plaza.
Curro Serrano, silencio y vuelta y El Pepe dos vueltas en el segundo y aviso en el quinto.

El 24 de mayo del año ...

***   ... 1936 a consecuencia del pleito de los toreros a las tres y media de la tarde se suspendió en Madrid la corrida que estaba programada para ese día. En la Asamblea que mantuvieron los toreros el sábado por la noche se acordó plantear la huelga de forma legal dejando a los toreros en libertad para poder torear al día siguiente.

Para la cuarta corrida de abono estaban anunciados Valencia II, Armillita y Alfredo Corrochano. La empresa, ante la situación creada por el pleito de los toreros, intentó suspender la programada y dar otra extraordinaria con distinto cartel. No le fue posible pues la Autoridad no se lo permitió alegando que era una corrida de abono y por tanto debería celebrarse tal como estaba anunciada.

A las diez y media de la mañana los toreros Valencia II y Corrochano entregaron sendos partes médicos en los que se afirmaba que se encontraban enfermos. La Empresa dio parte a la autoridad de lo ocurrido y de que las cuadrillas de los diestros se habían negado a hacer el sorteo de los toros, fue entonces cuando se intentó que actuase Armillita en solitario pero se encontraron con que no había cuadrillas y el mejicano por su parte quiso evitar que su participación se interpretase en sentido equivocado.


Tras lo ocurrido la autoridad llamó a declarar a los diestros Valencia II y Corrochano que llevaron cada uno el parte médico en el que se hacía referencia al padecimiento de determinadas lesiones. Les hicieron nuevos reconocimientos y a la vista de los resultados los dos matadores ingresaron en la cárcel. También fueron detenidos los picadores Tigre, Atienza, hermanos Aldeano, Matamoros y Marinero. Igual suerte corrieron los banderilleros Cepeda, Blanquito y Orteguita. (Fotos: Valencia II y Corrochano respectivamente)

martes, mayo 23, 2017

"Chulo" con buenos sentimientos

***   Sin duda alguna el personaje a que hacemos referencia era una persona con una honradez a prueba de bombas. Cabe suponer que en aquellos tiempos no andaría el hombre muy sobrado de reales de vellón y a pesar de ello no dudó en reaccionar como lo hizo.

El diario "La España" en su editorial del 23 de mayo de 1852 y refiriéndose a un empleado de la madrileña plaza de toros de la Puerta de Alcalá, insertaba la siguiente noticia: 

"Ramón Bonillo, chulo de la plaza de toros, pasando por el callejón de Gofre, se encontró un billete de banco de 2.000 rs.: en el instante hizo todas las averiguaciones posibles para hallar a su dueño, pero no le dieron ningún resultado satisfactorio hasta que vio anunciada en el Diario la pérdida del mencionado billete, en cuyo instante se apresuró a devolverlo; esta conducta es digna de todo elogio, y nos alegramos infinito de que el dueño del billete gratificara a Ramón Bonillo con 300 rs., como premio a su desinterés y hombría de bien."


lunes, mayo 22, 2017

El 22 de mayo del año ...

***   ... 1999 el picador José  Muñóz Ortíz falleció en la plaza francesa de Vic-Fezensac tras ser aplastado por su caballo cuando picaba al sexto toro de la tarde, "Manchonero", de Victorino Martín, sufrió un aparatoso derribo quedando atrapado bajo la cabalgadura.

En la enfermería fue atendido por el doctor Jacques Lestrade quien notificó que el varilarguero había resultado especialmente afectado en la caja torácica y que en esas dependencias había sufrido dos paros cardiacos. Ante los indicios de que se le había reventado el hígado y el páncreas los servicios sanitarios lo trasladaron urgentemente al hospital de Auch en donde certificaron su muerte.
Actuaba esa tarde a las órdenes del madrileño José Ignacio Uceda Leal, Juan Mora y Manuel Caballero fueron los dos matadores que completaban la terna.

Era natural de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) y había nacido el 20 de octubre de 1944. Era hijo del mayoral de la ganadería de Pablo Romero y hermano de los también picadores Manolo y Rafael Muñóz Ortíz. Consumado caballista estaba considerado como uno de los grandes del castoreño, ejerciendo su profesión logró fama y prestigio alcanzando cotas sólo reservadas para los elegidos. Sus restos mortales descansan en el Cementerio de San Eustaquio de Sanlúcar la Mayor.

En junio de 2007 el cuerpo de su hermano Rafael fue encontrado muerto en el fondo de un barranco conocido como "Camino Ciruelo", en Sanlúcar la Mayor. El cadáver del infortunado se encontraba en muy mal estado debajo del caballo muerto con el que todas las mañanas salía a pasear, se supone que ambos se despeñaron. Hasta su retirada estuvo actuando a las órdenes de Ortega Cano y era padre del ex matador de toros José Antonio Muñóz.

domingo, mayo 21, 2017

El 21 de mayo del año ...

***   ... 1991 el colombiano César Rincón (Julio César Rincón Ramírez), de verde esmeralda y oro, salió por primera vez a hombros de la plaza de toros de Las Ventas. Se lidiaron seis toros de herederos de don Baltasar Ibán que fueron estoqueados por los espadas Curro Vázquez, Armillita Chico y el que ahora es objeto de nuestra atención.

Fue en el toro que que cerró plaza cuando César impresionó a los presentes, aparte de su valentía, por la rapidez con que vio las condiciones de su antagonista. Tras conseguir reducir las primeras y ásperas arrancadas se llevó el toro a los medios al advertir que se rajaba en el tercio. Allí construyó una emotiva faena a base de largos naturales de mano baja, lentos y mandones, redondos con enjundia rematados con pases de pecho de cabeza a rabo, de media estocada al encuentro epilogó su quehacer en este toro, el premio de las dos orejas propició la salida en hombros de la plaza.

No se conformó César Rincón con el éxito obtenido que veinticuatro horas después volvió a dar una gran tarde de toros en el coso venteño. El público se le volvió a entregar cuando de nuevo sacó a relucir ese valor que nace del conocimiento, con el engaño por delante embarcaba las embestidas con un temple exquisito y al rematar las suertes dejaba la muleta en la cara para dar continuidad a las mismas. Rincón, de palo rosa y oro, fue ovacionado tras acabar con su primero de dos pinchazos y estocada. En el sexto, estocada, dos orejas y salida en hombros. Se lidió un toro de Alcurrucén y cinco de Murteira Grave, Ruiz Miguel y Espartaco completaban la terna.

Una vez más, el 6 de junio, repitió la hazaña de la Puerta Grande en la corrida de la Beneficencia con toros de Samuel Flores, junto a Ortega Cano que le acompañó en la salida a hombros al conseguir igual número de trofeos. Ambos cortaron dos orejas y una en sus respectivos astados.

Por cuarta vez consecutiva en una misma temporada el colombiano, de rosa y oro, volvió a salir a hombros por la Puerta Grande de la Monumental de las Ventas. Fue el 1º de octubre cuando en el quinto, de Joao Moura, muy encastado, le fueron concedidas las dos orejas, en el primero de su lote cortó un apéndice. El cartel lo completaban José María Manzanares y David Luguillano.



sábado, mayo 20, 2017

El 20 de mayo del año ...

***   ... 1820 toreando en Ronda un toro de la ganadería de Cabrera cogió al diestro Francisco Herrera Rodríguez (Curro Guillén), le infirió una cornada de la que falleció a los pocos minutos sin que pudiera evitarlo la temeridad del banderillero Juan León, el cual se arrojó sobre la cuna del astado.

Instantes trágicos ya que el toro levantó y mantuvo en las astas a ambos toreros. En el pitón derecho a Juan León López (Leoncillo), y en el izquierdo a Curro Guillén. El primero, resultó con la chaquetilla y la camisa destrozadas, pero indemne en cuanto a su físico; el segundo, con una tremenda cornada en el pecho expiraría entre los brazos de sus peones.

Nació en Utrera (Sevilla) el 16 de noviembre de 1783, fue un lidiador valiente que durante algún tiempo atrajo la atracción de los públicos que acabaron por rendirse ante su majeza, brío y gallardía. No era raro escuchar cantar por las calles la copla que la musa popular le dedicó:

                                                        "Bien puede decir que ha visto
                                                         cuanto en el mundo hay que ver
                                                         quien ha visto matar toros
                                                         al señor Curro Guillén"



viernes, mayo 19, 2017

El 19 de mayo del año ...

***   ... 1967 caso insólito lo ocurrido esa tarde en la plaza de toros de Las Ventas en la que se lidiaron seis toros de don Baltasar Ibán para Julio Aparicio, Santiago Martín (El Viti) y Pedro Benjumea, que confirmaba la alternativa.

Lo que pasó en el segundo toro de la tarde no tenía explicación se tomara como se tomara. Deben ser cosas que pasan pero que nos las comprende nadie que tenga ligeros conocimientos de lo que es una corrida de toros y posea una mente estándar y no como la de algunos presidentes, intelectos que rezuman excelencias.

El toro era manso, tanto, que el juez de plaza no dudó un instante en condenarle a banderillas negras. Y llegó la hora del último tercio. Al presentarle la muleta Julio Aparicio el manso salió huyendo como alma que lleva el diablo. El torero sin entusiasmo alguno se limitaba a dejarlo ir y al cabo de un rato y sin querer acercársele pidió la espada de matar. Fue en ese momento cuando la mente del señor presidente se iluminó y sacó el pañuelo verde para que el toro fuera devuelto a los corrales.

Todo ello se puede dar como comprensible si de antemano se admite que el que hace tamaña barbaridad es que está fuera de sus cabales. De no ser así, ¿como puede devolver un toro porque en el periodo último de su vida salga huyendo de los engaños?. Pues lo hizo y se quedó tan tranquilo.

P.D.- Lo triste del caso es que son muchas las veces que presidentes con un atracón de soberbia hacen comulgar a los aficionados con decisiones erróneas que ellos quieren que las acaten como sagradas. ¿Quién defiende a los aficionados?. ¡Qué prepotentes son algunos!.

jueves, mayo 18, 2017

El 18 de mayo del año ...

***   ... 1767 para la primera Fiesta de Toros a celebrar ese año y para que nada faltase y todo estuviese bajo control don Miguel Arana, Arrendador de la Plaza de Toros de la Puerta de Alcalá de Madrid, tenía dispuesto con una semana de antelación todos los requisitos necesarios para que la corrida se llevase a efecto.



Había dispuesto lo siguiente: Los 18 toros para dicha corrida son 6 de D. Miguel Gijón, con divisa encarnada; 6 de D. Pedro Alamín, vecino de Colmenar, con pajiza, y los 6 restante del Ldo. D. Pedro Juzgado, también de Colmenar, con azul.

Por la mañana picarán a cinco toros Francisco Muñóz y Juan Marcelo, y el último saldrá embolado, permitiéndose bajar a los aficionados.
Por la tarde picarán de vara a los cinco primeros Juan Marcelo y Juan de Escobar, natural de Sevilla y nuevo en esta plaza. A los cuatro siguientes continuarán también de vara Francisco Muñóz y Mateo Medina, natural de Almonte, Reino de Sevilla, igualmente nuevo en esta plaza. A los dos siguientes lidiarán las cuadrillas de a pié quedando el último, que saldrá embolado, para los aficionados. Tiene prevenidos para dicha corrida veinte y cinco caballos. Madrid y mayo 11 de 1767. Miguel Arana


También había solicitado el vº bº de los técnicos sobre el estado de la Plaza. "Don Ventura Rodríguez, académico de la insigne Academia de San Lucas de Roma, Director General de la Real de San Fernando y Arquitecto maestro mayor de esta Villa de Madrid y sus fuentes: He visto y reconocido la Plaza de toros extramuros de esta Villa junto a la Puerta de Alcalá y hallo que su fábrica está firme y segura para que sin riesgo ni peligro alguno del público se pueda celebrar la próxima corrida de Toros. Madrid y mayo 16 de 1767. Ventura Rodríguez."


martes, mayo 16, 2017

El 16 de mayo del año ...

***   ... 1919 en la corrida celebrada en Madrid se lidiaron toros de Pablo Romero que fueron estoqueados por los diestros Gaona, Belmonte y Nacional, encierro que fue bueno para los toreros, el quinto toro fue excepcional.

Por "Gondolero" atendía el lidiado por Belmonte en segundo lugar y a pesar del castigo que recibió de manos de Catalino no cedió en bravura y fue noble hasta el momento de doblar. Hizo una pelea extraordinaria, estuvo pronto y bravo, se arrancó de lejos y recargó sacando al caballo de tercios afuera. Pusieron banderillas Magritas y Maera.

Belmonte expuso mucho durante la faena de muleta porque el toro, bravo y suave pero agotado por exceso de castigo, tomó seis puyazos recargando en todos, a veces se le quedaba en la faja. Faena de mucha emoción que remató con una soberbia estocada, cortó una oreja. Éxito clamoroso el obtenido por el Pasmo de Triana ante un extraordinario "Gondolero" que por méritos propios entró a formar parte del grupo de toros célebres en la ganadería de Pablo Romero. Gaona estuvo apático toda la tarde, Nacional valiente y voluntarioso.


lunes, mayo 15, 2017

El 15 de mayo del año ...

***   ... 1920 fue la última corrida que toreó Joselito en la plaza  de toros de la carretera de Aragón de Madrid, ese día acudió el público a la plaza predispuesto contra el torero porque se decía que no había querido actuar el 16 en esa plaza para ir junto con su cuñado Sánchez Mejía a Talavera de la Reina, donde amigos suyos habían organizado una corrida. Igualmente se rumoreaba que los toros para el cartel de ese día eran de Albaserrada y que el torero de Gelves había exigido el cambio.

Se anunció una corrida de doña Carmen de Federico y los toros salieron inútiles de las extremidades, la palabra glosopeda corría de boca en boca y el público protestó airadamente a Joselito pues le acusaba de ser el causante de todo ello. Tan lisiados salieron que al primero se le apuntilló en la plaza sin que el bovino opusiese resistencia, se sustituyeron los toros cuarto y quinto.


Joselito se encontró con que en vez de los anunciados se tuvo que enfrentar a dos sobreros de Salas, mansos en toda regla. Le arrojaron un buen número de almohadillas con la mala suerte de que una de ellas le dio en la cara cuando estaba cogiendo muleta y espada. Con gesto violento arrojó la franela al suelo con ademán de negarse a seguir toreando, pero el público reaccionó ante aquella agresión y aplaudió al diestro. La corrida continuó entre las protestas de los aficionados que durante toda la tarde amenizaron el festejo con palmas de tango. Belmonte y Sánchez Mejía tampoco se libraron de la quema. Uno de los sustitutos de Salas fue el último toro que Joselito mató en Madrid. Al día siguiente fue cogido mortalmente en Talavera de la Reina.


sábado, mayo 13, 2017

El 13 de mayo del año ...

***   ... 1991 se celebró en Las Ventas la cuarta corrida de la feria de San Isidro en la que tomaron parte los diestros Armillita Chico, Niño de la Taurina y Enrique Ponce. Joaquín Núñez del Cuvillo vino a coger antigüedad a Madrid y para ello trajo unos toros que blandearon, sacaron poca codicia y pelearon sin entregarse.

Pésimo debut ganadero pues el primero resultó muy flojo y soso; el segundo fue protestado y a pesar de taparse con una espectacular cornamenta estaba inválido; el tercero fue muy manso, se soltaba de los puyazos y salía suelto; el cuarto que tenía buen trapío salió flojísimo; el quinto embestía con la cara a media altura y el sexto tenía las fuerzas muy disminuidas.
Fue devuelto a los corrales el inválido colorado que salió en segundo lugar y se lidió otro de J. Vázquez, un pajarraco de cuidado con el que el Niño de la Taurina pechó valentísimo.

Fermín Espinosa, de crema y oro, escuchó pitos tras acabar con su primero de estocada baja. Hubo silencio en el cuarto después de pinchazo y estocada.
Carlos Collado, de verde y oro, tres pinchazos, estocada y dos descabellos necesitó para matar a su primero, silencio. Escuchó pitos en el quinto tras recetar un espadazo caído.
Enrique Ponce, de blanco y oro, pinchazo y estocada en el tercero de la tarde y un aviso en el que cerró plaza tras un metisaca, cinco pinchazos y descabello. El diestro de Chiva estoqueó en esta corrida los dos primeros toros como matador de alternativa en una feria de San Isidro.


viernes, mayo 12, 2017

El 12 de mayo del año ...

***   ... 1928 se celebró en la plaza de toros de Madrid un festival a beneficio de la Ciudad Universitaria en el que actuaron como rejoneadores Miguel Cuchet y Juan Blemnonte, luego Valencia II y Cagancho torearon y mataron dos novillos de doña Carmen de Federico y don Antonio Flores, respectivamente, el resto del festejo estuvo a cargo de cuatro estudiantes de distintas Facultades que se las entendieron con otros tantos becerros.

Abrió plaza un becerro de Nandín, muy bravo, al que toreó a caballo y mató a pié Miguel Cuchet, estuvo voluntarioso a secas. El becerro siguiente, de don Graciliano Pérez Tabernero, bravo también, recibió tres rejones de mano de Juan Belmonte. Pié a tierra instrumentó pases con su peculiar estilo y puso fin a su actuación con una estocada contraria.

El bravo y nervioso novillo que salió a continuación lo pasaportó de un estoconazo Victoriano Roger Serrano. Joaquín Rodriguez toreó con arte al bravo novillo que le correspondió, dio una vuelta al ruedo tras rematarle con una estocada desprendida.

El primero de los becerros restantes fue lidiado y muerto por el alumno de Medicina apellidado Medina, escuchó abundantes palmas. El segundo, de Pablo Romero, iba destinado al alumno del Instituto Escuela Alfredo Corrochano Miranda, hijo del crítico taurino del diario ABC, contaba quince años, que hizo una gran faena de muleta y tras dos pinchazos agarró un volapié en lo alto de las agujas, se le ovacionó con fuerza y le concedieron la oreja. Allí quedó decidida su carrera taurina, torero quiso ser y se salió con la suya. El siguiente becerro, de Santa Coloma, correspondió al estudiante de Derecho de apellido Hidalgo que toreó bien al bravo animal y lo mató recibiendo, cortó un apéndice. Marzal era el nombre de familia del alumno de Farmacia que puso fin al festival tras estoquear a un becerro de don Augusto Perogordo.

                                      (Alfredo Corrochado con esa edad en un tentadero)

jueves, mayo 11, 2017

El 11 de mayo del año ...

***   ... 1919 con toros del conde de Santa Coloma se celebró en el coso de la carretera de Aragón de Madrid, a plaza llena, la tercera corrida de abono, hicieron el paseíllo al frente de sus cuadrillas el madrileño Agustín García (Malla), el guadalajareño Julián Sáinz (Saleri II) y el cordobés José Flores (Camará). Los toros de Santa Coloma tuvieron una excelente presentación y sólo pudieron lidiarse cinco pues en los corrales se inutilizó uno que fue sustituido por otro de Bañuelos, lidiado en primer lugar.

El segundo de la tarde, primero de Santa Coloma atendía por "Bravío", marcado con el nº 70, negro bragao, con cabeza y cuello rizados. Salió desafiante y entre los tercios del 2 y del 3 hizo toda la pelea con los del castoreño, entró en cinco ocasiones y derribó otras tantas, mató cuatro caballos. Hasta que cayó muerto se mantuvo sin dar señales de agotamiento, fue un toro de bandera que acometía con bravura, con nobleza, embistiendo por derecho, al que se le dio la vuelta al ruedo entre una clamorosa ovación.

Julián Sáinz no pudo con "Bravio", lo mató de mala manera y fue protestado ruidosamente. También fue protestado Camará que estuvo desconfiado en la lidia y hubo de pinchar más de la cuenta. Malla tampoco logró lucirse. Los toros del conde fueron superiores para los toreros, el que tuvo peor estilo fue el último de la corrida.

El público salió de la plaza comentando la bravura de los toros, y de manera especial la de"Bravío", que fue uno de los tropiezos más desagradables que tuvo en su carrera el torero de Romanones.

miércoles, mayo 10, 2017

La idiosincrasia de "Larita"

***   Matías Lara (Larita) que podría haber sido cualquier cosa menos modelo se decantó por hacerse torero. Hombre gordo, muy ancho, casi apaisado, descuidado en el vestir, toda su coquetería consistía en poner la barriga en la cara de los toros. Valiente era como el que más.

En cierta ocasión le enganchó un toro por la faja y antes de que le soltase tranquilizó a los allí presentes con su mímica socarrona haciéndoles saber de que no había sufrido ningún daño.

Contaba que una tarde toreaba en solitario seis toros de Palha en la plaza de toros de Carabanchel de Madrid y era tanto lo que llovía que a punto estaba de suspenderse la corrida. Pero salió en cuarto lugar un toro muy defectuoso que estaba anunciado el último. No creyendo Larita que fuese una equivocación y ante la sospecha de que la Empresa quería suspender y quedarse con los dos toros que faltaban por lidiar, a priori los mejores, decidió que la corrida continuase hasta el final a pesar de las inclemencias del tiempo. Hasta ahí podríamos llegar!. No estaba dispuesto a que a su costa se hiciese negocio a base de marrullerías.

Toreando en San Martín de Valdeiglesias saltó un toro al callejón durante el último tercio y no consiguieron hacerlo salir. No permitió Matías que se le apuntillase y sin pensárselo dos veces se metió entre barreras y allí mató al toro. Menudo era él!

En el mismo festejo un toro protestado se negó a entrar en los corrales y Larita lo cogió en primer lugar por el rabo y después por los cuernos, de esa guisa aguantó hasta que llegaron otros toreros para entre todos llevarse el toro al corral. Cosas de don Matías!

martes, mayo 09, 2017

El 9 de mayo del año ...

***   ... 1915 el sanroqueño Miguel Perea (Parraíto) actuó de sobresaliente en la corrida celebrada en el coso de Santa Cruz de Tenerife, se lidiaron novillos de la ganadería de don Antonio Campos para los espadas Pascual Bueno e Isidro Lagares.


El segundo de la tarde, "Cotorro", cogió a los dos novilleros por lo que Parraíto hubo de hacerse cargo del resto de la corrida. Tras un trasteo de muleta se tiró a matar sin estar igualado el novillo y fue empitonado en la parte superior del muslo derecho. Una vez atendido en la enfermería fue llevado al Hospital civil en donde permaneció hasta la mañana siguiente en que lo trasladaron al Hotel Teide, por expreso deseo de Pascual Bueno.

Al regresar a la península los diestros actuantes en la corrida a que nos referimos quiso acompañarles Miguel. Desafortunada decisión pues durante la travesía empeoró considerablemente su estado y nada más llegar a su destino le ingresaron en el Hospital Mora de Cádiz, falleció el lunes 17 a las once y cuarto de la noche. Durante su breve estancia estuvo acompañado por el novillero gaditano Paco Mateo y el picador Dominguito.

lunes, mayo 08, 2017

El 8 de mayo del año ...

***   ... 1921 el diestro Matías Lara Merino (Larita) era un apacible malagueño de muy baja estatura y dotado de carnes que provisto de una envidiable jovialidad y sobrada valentía no daba importancia al hecho de poner su barriga en los pitones de los toros. Y, lógicamente, en lugar de emocionar, hacía reír.

En la fecha a la que hacemos referencia se celebró en Madrid la octava corrida de abono con seis toros de Palha en la que tomaron parte, además del citado, los diestros Pedro Carranza (Algabeño II) y Domingo González Mateo (Dominguín).

Matías Lara, a quien por sus genialidades el público no apreció nunca como un buen torero y de un valor extraordinario, tuvo una tarde triunfal. En el que abrió plaza salió trompicado en un lance de capa y los espectadores que echaban a broma sus derroches de valor, sonrieron. Pronto se pusieron serios cuando le vieron clavar un par doble de banderillas y apoyarse en los palos para poder salir con bien del trance, el público puesto en pié le aplaudió con fuerza. Luego siguió toreando de muleta en los medios, muy cerca, para entrar a matar y hacer rodar al toro sin puntilla, le concedieron un oreja. El cuarto que so lo brindó a la Empresa llegó muy tardo a la muleta a pesar de castigarle con las de fuego. Faena breve que finalizó con dos medias, la segunda algo tendida porque el toro derrotaba en exceso. Plegó la muleta en los medios y con una banderilla sacó el estoque y descabelló, esta vez le concedieron  el rabo.
Tarde triunfal para el malagueño que toreando unas veces en serio y otras en broma, en una corrida grande y con mucho poder, hizo un verdadero derroche de valor.

Algabeño II vio pasar la tarde sin el menor lucimiento. Dominguín estuvo muy valiente y mató muy bien al toro que cerró plaza, fue el único que demostró bravura durante la lidia.


sábado, mayo 06, 2017

El 5 de mayo del año ...

***   ... 1921 en los corrales de la plaza de toros de Valencia fue corneado mortalmente el empleado de limpiezas de la plaza José Talet, tenía cuarenta y dos años. Fueron varias las versiones que se dieron pero según algunos la explicación más creíble del suceso es que el infortunado vendió la contraseña que tenían los empleados para entrar en la plaza y se escondió en uno de los chiqueros. Al calcular mal el tiempo que faltaba para enchiquerar el segundo de la tarde fue cogido desprevenido en esa dependencia, quiso ascender a la meseta del toril por una escalera de hierro que hay en el fondo del corralillo pero no consiguió hacerlo por engancharle el toro cuando se agarraba a los primeros peldaños.


El revistero taurino José Épila (Latiguillo) que presenciaba la corrida en compañía de un amigo desde el pequeño callejón que hay entre los toriles, desde donde se dan las banderillas a los toreros, dijo haber oído un extraño ruido en uno de los toriles. No le dieron importancia pues siempre solía ocurrir algo parecido cuan se colocaba la divisa a los toros; pero de repente oyeron gritos desgarradores y ambos se dispusieron a observar por la mirilla. Fue entonces cuando vieron que un toro corneaba con saña a un hombre que lanzaba quejidos lastimeros. Pronto dejó de gritar ya que el toro le había clavado el cuerno por la espalda y pudieron observar como la punta del pitón asomaba por el pecho. El animal se desprendió de la presa, la arrojó al suelo, y allí siguió corneándole. Al encargado de toriles se le ocurrió soltar otro toro con el fin de que al estar emparejados el primer bicho abandonase a su víctima, no fue así pues ambos toros se enzarzaron a cornadas y rompieron una puerta. Se les abrió una segunda que daba a una corraleta y por fin abandonaron el toril.

El banderillero Manuel Ruiz (Manolillo de Valencia) que acudió junto a otras personas a auxiliarle lo encontraron agonizante, se le trasladó a la enfermería de la plaza donde falleció tras haberle administrado la Extremaunción.


viernes, mayo 05, 2017

El 4 de mayo del año ...

***   ... 1986 gran triunfo el obtenido por el Niño de la Capea en la Monumental Plaza de México en el cuarto toro de la tarde, "Samurai", al que hizo una de las mejores faenas realizadas por el salmantino en el coso de Insurgentes. Gran parte de culpa tuvo el noble animal que le cupo en suerte y al que por su bravura, nobleza y transmisión se le perdonó la vida. Tras acabar con el que abrió plaza hubo de dar la vuelta al ruedo.

Se celebró una corrida con toros de Begoña en la que el español estuvo acompañado por el mejicano Manolo Arruza y el hidrocálido Miguel Espinosa (Armillita Chico). En ella se rindió homenaje al tenor continental Pedro Vargas con motivo de sus 80 años de vida, los seis toros que saltaron al ruedo fueron bautizados por el licenciado Alberto Bailleres con nombres que hacían alusión a los adjetivos con que fue denominado el cantante a lo largo de su larga y brillante carrera. Pisaron la arena, por orden de salida: "Incomparable", "Continental", "Artista", "Samurai", "Gran Amigo" y "Tenor".

Manolo Arruza se lució en los suyos y le concedieron en ambos un apéndice. Armillita Chico apechugó en primer lugar con un toro que no hizo honor a su nombre, fue la oveja negra del encierro y el torero recibió un aviso. Se desquitó con creces en el último de la corrida al que tras una brillante faena lo mató de una gran estocada, le concedieron el primer rabo de su carrera en esta plaza.

Como epílogo curioso a este festejo cabe resaltar que al día siguiente a las ocho de la mañana se preparó todo para curar las heridas de "Samurai", se encargó de ello el doctor don Javier García de la Peña. Fueron varias personas las que ayudaron al guarda de la plaza Armando Morales (Moralitos) en las labores que se llevaron a efecto, una de ellas fue Felipe Sánchez al que encargaron estar al tanto de una puerta. Una vez realizada la cura el toro se vio libre de ataduras y remató sobre el portón vigilado por Felipe, consiguió abrirlo dejando al descubierto a dicho empleado que se vio arrinconado a merced del astado, le infirió ocho cornadas en cabeza, brazos, tórax y piernas, pero por fortuna ninguna de ellas mortal. Fue atendido en el quirófano de la plaza por el doctor don Javier Campos Licastro.


miércoles, mayo 03, 2017

El 3 de mayo del año ...

***   ... 1951 el hidalguense Paco Ortíz (Justino Hernández Ortíz) se presentó como novillero en Madrid para estoquear reses de Serafina y Enriqueta Moreno de la Cova, novillos bien presentados que mostraron nervio, destacó por su casta el primero y condenaron a banderillas negras al cuarto. Completaban la terna Cagancho y Jesús Gracia Pina.

El mejicano produjo buena impresión en el tercero de la tarde, demostró tranquilidad y le aplaudieron con fuerza. Acabó con su oponente de dos pinchazos, hondo el segundo, saludó desde el tercio. Punteaba el que cerró plaza y Ortíz inició la faena con pases de calidad, resultó cogido y sufrió un puntazo en la mano izquierda, con valentía siguió toreando y mató al novillo de una estocada, lo despidieron con una gran ovación. El cuarto le entrampilló y pisoteó dejándole medio inconsciente.

Cagancho estuvo desconfiado en su primero al que mató de tres pìnchazos y media estocada. El cuarto se defendía tirando cornadas y el torero se limitó a dar una serie de trapazos y clavar la espada en los sitios en donde le venía en gana, tomó al animal como si de un acerico se tratase. El maño Jesús Gracia se lució en los suyos y fue aplaudido.

martes, mayo 02, 2017

El 2 de mayo del año ...

***   ... 1914 torean por primera vez juntos en Madrid los diestros Joselito y Belmonte con Rafael el Gallo como director de lidia, en los chiqueros seis toros de don Juan Contreras.

Los dos toreros alcanzaron un gran triunfo que fue recordado por los aficionados a lo largo de los años. Los dos fueron sacados a hombros y durante mucho tiempo se tuvo la faena de Belmonte en el sexto como la mejor que había hecho en Madrid, a Joselito se le concedió la oreja del quinto toro.

El último toro de la corrida fue recibido por Belmonte con unas verónicas que hicieron levantarse nuevamente al público que acababa de sentarse tras ovacionar largamente la labor de Joselito en el quinto. Tras lucirse ambos toreros en los quites cumplimentaron el segundo tercio los banderilleros Pinturas y Pilín, el toro había saltado al callejón. Brindó Belmonte al Sr. Bermejillo e inició la faena con un ayudado, luego vinieron naturales, de pecho muy ceñidos, molinetes, y metido entre los pitones ayudó al toro a pasar cogiéndole de un cuerno y no soltándole hasta acabar el pase. No estuvo acertado con el estoque, dio un pinchazo alto, otro bueno y media estocada baja que produjo vómito. Se le pidió la oreja que no fue concedida y acto seguido multitud de entusiastas lo sacaron en volandas del coso de la carretera de Aragón en unión del coloso de Gelves.

Joselito había recibido al quinto, "Azuqueco", negro, con un cambio de rodillas, puso tres pares de banderillas al cuarteo y al caerse un palitroque del último par solicitó permiso para clavar otro, se subió al estribo y de dentro a fuera lo prendió en lo alto. Con la muleta ejecutó pases aguantando, mandando y dominando, faena completa en la que el toro iba embebido en la franela. Citó a recibir y el animal no acudió, lo intentó de nuevo y ante la negativa del astado entró a volapié, clavó más de media espada que dio con el bicho en tierra, le le concedió un apéndice.

Rafael el Gallo se lo pasó en grande viendo triunfar a sus compañeros de cartel, en su cuenta particular tuvo que conformarse con la división de opiniones, con predominio de los pitos, con que le obsequiaron en los suyos.

Al día siguiente, en la corrida de Beneficencia, volvieron a actuar los tres espadas en dicho coso, con toros de Santa Coloma, acompañados del madrileño Vicente Pastor. Belmonte hizo también una muy buena faena a su primer toro, pero fue cogido al dar una estocada y sufrió un puntazo en el muslo derecho.








lunes, mayo 01, 2017

El 1º de mayo del año ...

***   ... 1993 de verde manzana y oro debutó en la madrileña plaza de Las Ventas el alcorconero Víctor Puerto (Víctor Sánchez Cerdá). Estuvo acompañado por Jesús Pérez (El Madrileño) y Juan Carlos García.

Se lidiaron cuatro novillos de Juan José González Cabello y dos de Veiga Texeira, corridos en tercer y cuarto lugares, todos resultaron deslucidos y faltos de fuerza.

El debutante demostró oficio en su primero, "Coimbra", nº 18, negro, de 445 kg, hizo una faena aseada que remató de media trasera y descabello, le aplaudieron la habilidad con se manejó ante la res. Entrega y decisión fueron las características de la faena de muleta al peligroso sexto, estuvo por encima del animal y tras una gran estocada volcándose sobre el morrillo le concedieron una merecida oreja. El Madrileño silencio en los suyos y Juan Carlos García ovación y silencio.