domingo, abril 30, 2017

El 30 de abril del año ...

***   ... 1989 el diestro Jesulín de Ubrique (Jesús Janeiro Bazán) debutó con picadores en la plaza de toros de Ronda ante novillos de Manolo González, mansos y descastados a excepción de los lidiados en segundo y tercer lugar.

El novel espada toreó con gusto al tercero siéndole concedida una oreja al tumbar al animal de dos pinchazos y una estocada. Volvió a entusiasmar en el que cerró plaza y después de rematar la faena con una buena estocada le otorgaron nuevamente una oreja, salió de la plaza en hombros.

Tuvo como compañeros de terna a Julio Aparicio que solicitó y le fue concedido un sobrero y Finito de Córdoba (Juan Serrano Pineda). Aparicio fue aplaudido en su primero; tras acabar con el muy peligroso cuarto, con el que nada pudo hacer, pidió el sobrero y saludó desde los medios al acabar con el novillo. Finito saludó en el segundo y cortó una oreja al quinto.

jueves, abril 27, 2017

El 26 de abril del año ...

***   ... 1968 el sevillano Diego Puerta salió a hombros de la Maestranza en la octava corrida de feria y novena de abono. Se lidiaron seis toros de la ganadería del marqués de Domécq y Hnos., con divisa azul y amarilla, tuvo como compañeros de terna a Antonio Ordóñez y Curro Romero.

Fue en el segundo de la tarde, "Gallinito", nº 114, colorado ojo de perdiz , de 470 kg, donde le premiaron con las dos orejas y el rabo. Recibió al toro de hinojos con una larga cambiada para seguir con unas verónicas ceñidas, puso en suerte al animal con garbosas chicuelinas y arriesgó en el quite con el capote a la espalda. Faena vibrante con la alegría que le caracterizaba para una estocada que tumbó al noble astado, paseó por dos veces el albero con los máximos trofeos en sus manos.
En el quinto, "Ibáñez", nº 5, negro zaíno, con 504 kg, sufrió dos aparatosas cogidas, hizo una faena lucida que la remató de dos intentos y una estocada, dio una vuelta al ruedo pasando a continuación a manos de los galenos, no tardó mucho en salir. Al acabar la corrida lo sacaron en hombros por la Puerta del Príncipe.

Antonio Ordóñez acabó con su primero, "Imprudente", nº 92, colorado ojo de perdiz, de 496 kg., de estocada y descabello. Al cuarto, "Iluminado", nº 115, castaño, de 527 kg, lo toreó con empaque y temple y citó por dos veces en la suerte de recibir, sólo señaló en ambas para seguidamente cobrar una buena estocada, le concedieron una oreja. El toro lo había brindado al duque de Primo de Rivera, alcalde de Jerez. El maestro de Ronda dio una vuelta al ruedo, en compañía de Diego Puerta paseó por segunda vez el albero.

Curro Romero se llenó de dudas, desconfianza y vacilaciones. Despachó al tercero de la tarde, "Hurgador", nº 52, castaño, de 480 kg, de tres pinchazos y una estocada, siempre a paso de banderillas. Envió al desolladero al que cerró plaza, "Irritado", nº 76, negro zaíno, con 546 kg, de muchos y muy feos pinchazos. Todas las almohadillas de la plaza fueron para él.

Los entonces príncipes Don Juan Carlos y Doña Sofía presenciaron la corrida desde el palco de la Real Maestranza de Caballería. Los tres espadas les brindaron la muerte de sendos toros.

martes, abril 25, 2017

El 25 de abril del año ...

***   ... 1954 el mejicano Alfredo Leal confirmó su alternativa en Madrid de manos de Cayetano Ordóñez Araujo con Jerónimo Pimentel como segundo espada, hizo una tarde desapacible con tiempo gris tormentoso y granizada incluída.

Abrió plaza el toro "Encendedor", nº 55, negro bragao, de María Montalvo, que tomó cuatro varas, un casquillo se quedó dentro del morrillo del animal. El toricantano, de tórtola y oro, hizo una faena aseada a un toro que se había quedado muy aplomado y no le permitió lucirse, acabó de media delantera y dos golpes de descabello, fue aplaudido. Al que cerró plaza lo castigaron en exceso, recibió cinco puyazos, y el animal dobló las manos en varias ocasiones. Faena breve rematada con media estocada perpendicular pusieron fin a la corrida.
Cayetano Ordóñez escuchó pitos en su primero y le aplaudieron en el otro. Pimentel oyó muestras de desagrado en los suyos.

Alfredo Leal había nacido en la capital de su país el 18 de mayo de 1930. Vino a España como novillero en 1953 y se presentó en la plaza de Las Ventas el 23 de agosto para estoquear reses de doña Juliana Calvo, con Francisco Peláez y Gómez Ramiro, tan sólo toreó ocho novilladas antes de doctorarse. El 18 de abril de 1954 tomó la alternativa en Sevilla, se la otorgó el mismo padrino que en su confirmación y actuó como testigo Manuel Carmona, se lidiaron toros de Prieto de la Cal.

sábado, abril 22, 2017

El 22 de abril del año ...

***   ... 1792 el banderillero español José Álvarez fue corneado mortalmente en la plaza de toros de Acho, Lima (Perú), por un toro de Bujama, de las Haciendas de Mala. Actuaba en la corrida que se daba en beneficio de las benditas almas que padecían las insufribles penas del purgatorio.

Los toros salieron a la arena con enjalmas, aparejo parecido a la albarda que estaban adornadas con vistosos bordados, y divisas consistentes en rosetones con los colores de la hacienda a la que pertenecían, tachonadas con monedas de oro y plata.

Fue en ese año cuando alternaron por vez primera españoles y peruanos, la mayoría de estos últimos pertenecían a la población negra y eran obligados a torear por sus amos los virreyes.


viernes, abril 21, 2017

El 21 de abril del año ...

***   ... 1925 en la última corrida feria Ignacio Sánchez Mejía se tiró de espontáneo en la Maestranza y pidió permiso al Rey, que presenciaba la corrida desde el palco acompañado de su familia, y a la presidencia para banderillear, permiso que le fue concedido.

El año anterior se había enfrentado a los empresarios taurinos, que llegaron a un acuerdo para no pagar a ninguna figura más de 7.000 pesetas, defendía que debido a que con la vida de por medio los toreros tenían derecho a la ley de la oferta y la demanda. En represalia le quitaron de los carteles de la feria sevillana.

Fue en el séptimo toro de la tarde, después de que un banderillero prendiese el primer par, cuando Sánchez Mejía saltó al ruedo y pidió y obtuvo permiso para banderillear. Puso un par con salida muy comprometida que fue muy aplaudido, y con la salida más arriesgada aún colocó un segundo de magnífica ejecución y resultado, la ovación fue prolongada.
Martín Agüero, matador a quien le correspondía ese toro, le brindó su muerte. Al acabar con el animal, hubo petición de oreja, invitó a Ignacio a bajar al albero y ambos dieron una vuelta al ruedo.

Se lidiaron ocho toros de Santa Coloma para los diestros Juan Luis de la Rosa, Manuel Jiménez (Chicuelo), Martín Agüero y Manuel Báez (Litri).

jueves, abril 20, 2017

El 20 de abril del año ...

***   ... 1913 en la quinta corrida de abono alterna por primera vez en Madrid el baracaldés Serafín Vigiolo (Torquito). Confirmó la alternativa de manos de Vicente Pastor con Manolete de segundo espada, los toros fueron de Pablo Romero, excelentemente presentados, muy gordos que acabaron broncos y no permitieron lucirse a los de a pié.

Abrió plaza "Soberbio", cárdeno, gordo y con respetable arboladura. Lo recibió Torquito con unos lances de cerca y algo movidos teniendo que saltar la barrera a la salida. Achústegui y Alcaraz se encargaron del primer tercio, el toro tomó cinco varas a cambio de un derribo y un caballo muerto. Cerrajillas puso el primer par de banderillas saliendo derribado, le libró del peligro su compañero Zurini, Herrerito puso un segundo y cerró el tercio Cerrajillas. Torquito, de plomo y oro, se encontró con un toro con mucho poder pero franco en la embestida, ayudados, con la derecha, naturales y algunos adornos se entremezclaron con varios achuchones. Después de tres pinchazos y algunos pases más entró de nuevo y dejó otro algo más hondo para una estocada corta de la que salió derribado, tras varios intentos de descabello dobló el toro y le sonaron los pitos.
Berrendo en negro, botinero, grande y alto de agujas era "Botinero", sexto del festejo. Tomó cinco puyazos, derribó cuatro veces y mató igual número de caballos. Llegó quedado a banderillas que corrieron a cargo de Zurini y Herrerito. Tras breve trasteo clavó media atravesada, un pinchazo en hueso, siguió toreando para entrar de nuevo y salir cogido al dar la estocada, se levantó cojeando y acabó con el toro de un descabello.

Vicente Pastor hizo una faena laboriosa al tercero rematada con una delantera baja y media corta, se escucharon pitos y palmas. Al cuarto, quedado y con poder que se arrancaba sobre seguro, estocada muy trasera, otra buena de la que salió enganchado, descabelló a la segunda.

Manolete, de aceituna y oro, escuchó muchos pitos en el segundo de la tarde. Al quinto, duro de patas y mansote que tenía tendencia a tablas, pinchazo en hueso, estocada en lo alto de la que salió enganchado, pasó a la enfermería pero salió a tiempo de ver caer al toro.

                                                   (Torquito con el primero de la tarde)

miércoles, abril 19, 2017

El 19 de abril del año ...

***   ... 1948 debutó en la Monumental madrileña el caballero rejoneador don Ángel Peralta Pineda frente a un toro de la ganadería de la viuda de Molero. Actuó al final de la novillada en la que tomaron parte Morenito de Talavera Chico, Rafael Yagüe y Antonio Chaves Flores.


Fue ovacionado en banderillas, clavó uno realmente extraordinario. Causó una excelente impresión como caballista, en sus corvetas sobre el caballo de paseo se ganó merecidas ovaciones y a lo largo de su actuación dejó ver su acusada personalidad. Falló con los rejones de muerte y no permitió que el sobresaliente rematase al animal. Estuvo desacertado con la muleta y tampoco acertó con los aceros. De lo que sí dejó evidencia fue que como caballista era superior, se trataba de un jinete de suma calidad.
A causa de la inclemencia del tiempo esta corrida había sido suspendida el día anterior.

martes, abril 18, 2017

El 18 de abril del año ...

***   ... 1910 tras seis temporadas sin pisar el albero de la Mestranza el diestro Rafael Gómez (El Gallo) conquistó Sevilla. Monumental faena al negro "Lebrijano" que se lo brindó a don Fernando Díaz de Mendoza y a su esposa doña María Guerrero que ocupaban un palco.
A las cuatro de la tarde se hizo el despeje de plaza por las cuadrillas de Joaquín Navarro (Quinito), el Gallo y Manuel Mejías (Bienvenida), se las entendieron con seis toros de Moreno Santamaría.

El mayor de los Gallos se enfrentó en primer lugar a un berrendo en negro, grande y con romana que tomó cuatro varas, derribó otras tantas y mató un caballo. Pinturas y Fernando Gómez se encargaron de las banderillas, dos pases puso el primero y uno el otro. Rafael muleteó de cerca rematando con adornos de sabor clásico, mató de una corta algo atravesada y una estocada hasta la empuñadura, escuchó una gran ovación.
"Lebrijano", quinto del festejo, negro, el más pequeño de la corrida, le pusieron cinco varas. Tomó Rafael los palitroques para dejar un par caído y a continuación uno de frente que resultó espectacular. Fernando cerró el tercio con medio regular. Tras brindar a los actores citados inició la faena con dos pases por alto monumentales, con los pies juntos clavados en la arena. Toda la faena la llevó a cabo con arte incomparable y extraordinaria elegancia. El público no paró en corear con olés la labor magistral del torero. Pasó sin herir por quedarse el toro y tras un pinchazo salió comprometido recibiendo un fuerte golpe en el pecho, por último colocó una corta tendida. Tiró la puntilla a la ballestina sin acertar y descabelló con el estoque al tercer intento, la ovación que le dedicaron fue de gala.
                     
                            

lunes, abril 17, 2017

El 17 de abril del año ...

***   ... 1960 en el mano a mano que se celebró ese domingo en la plaza de toros de Las Ventas entre Antonio y Juan Bienvenida, comenzó a anunciarse el peso de los astados en las corridas de toros antes de salir al ruedo. La Orden Ministerial del 2 de abril de ese año indicaba la obligatoriedad de tal medida. Los hermanos Bienvenida lidiaron seis toros de la ganadería de Flores Albarrán que dieron un promedio de 532,83 kg.

El primero pesó 494 kg. y Antonio lo mató de un pinchazo y una estocada desprendida. Envió a los matarifes los 518 kg. del tercero de un pinchazo, media y estocada. Tumbó los 569 kg. del quinto de un pinchazo sin soltar, otro pinchazo y una estocada, dio una vuelta al ruedo.

El menor de los Mejías dejó para el arrastre los 525 kg. del segundo de la tarde de media estocada. El cuarto pesaba 571 kg. y murió de media. Acertó con una estocada para derrumbar los 520 kg. del que cerró plaza, dio la vuelta al ruedo.


sábado, abril 15, 2017

El 15 de abril del año ...

***   ... 1990 con lleno impresionante se celebró en la maestranza sevillana la primera corrida de la feria en la que tomó la alternativa Julio Aparicio Díaz de manos de Curro Romero con José Antonio Ruíz (Espartaco) de testigo.

Se lidiaron seis toros de Torrealta, muy bien presentados, segundo y cuarto tuvieron mucha clase, noble el quinto, encastado el que cerró plaza y de menor calidad los corridos en primero y segundo lugar.

El toro de la alternatina, "Rompeolas", nº 21, de 529 kg, acusó flojera. El toricantano, de blanco y oro, anduvo con voluntad en la faena de muleta y se le vio dispuesto con el corto viaje del animal, lo mató con prontitud. En el que cerró plaza comenzó la faena con firmeza pero cuando las embestidas del toro subieron de tono fue bajando el aguante, estuvo breve con la espada. Tras un quite a un toro del testigo, con los pies fijos en la arena y meciendo los brazos con parsimonia, tuvo que saludar montera en mano.

Espartaco, de lila y oro, derrochó torería por los cuatro costados. Acabó con el tercero de estocada caída y le premiaron con un apéndice. En el quinto cortó dos orejas tras una entera, fue sacado en hombros por la Puerta del Príncipe.
Curro Romero, de azul y azabache, nada pudo hacer con su primero, escuchó pitos. Dejó que castigaran en demasía al cuarto que llegó muy mermado de facultades al último tercio, lo mató de cuatro pinchazos y media baja, también le dedicaron cuantiosos pitos.

jueves, abril 13, 2017

El 14 de abril del año ...

***   ... 1901 en la madrileña plaza de toros de Tetuán de las Victorias se celebró una corrida en la que se lidiaron dos toros de García Oñoro y dos novillos de la misma ganadería.

El triunfador de la corrida fue el cabo de la Guardia Civil don Lorenzo García. Debido a la poca seguridad de las sobrepuertas de la barrera, apenas que apareció en el ruedo el tercero de la tarde tras dar un formidable salto se coló en el patio de caballos y allí hizo un estropicio morrocotudo. Mató a dos caballos, hirió a otro y se aquerenció en un ángulo del patio. Fue allí donde el cabo puso fin al desaguisado tras un certero disparo.

El resultado del festejo no dio mucho de sí, Ibreño estuvo desacertado y vio como le echaban su primer toro al corral. "Sereni" se mostró valiente y Joaquín Calero (Calerito) fue aplaudido. La nota pintoresca del festejo corrió a cargo de "El Mexicano", que resultó ser el español José Rascón, y que más tarde fue picador con el apodo de "Temerario", montó con éxito uno de los novillos.

El 13 de abril del año ...

***   ... 1930 en la novillada celebrada en la madrileña plaza de la carretera de Aragón debutó como ganadero en dicho coso don José María Galache. (Procedían las reses del Conde de Vistahermosa, línea Barbero de Utrera, que después de sucesivas ventas fue a parar en 1890 a manos de don José Antonio Adalid, luego a Félix Urcola en 1902, el cual la vendió a Curro Molina en 1918, la tuvo hasta 1930 en que fue comprada por el que ahora es objeto de nuestra atención).

Se habían anunciado seis reses de la señora viuda de Soler pero sólo fueron cuatro las que se lidiaron, se completó el encierro con dos de José María Galache que se corrieron en los puestos cuarto y sexto.
El primero de ellos, grandote y destartalado, empujaba mucho y siempre de través, y el otro, era un buey ilidiable, de malísimo estilo, y que se arrancaba hacia los terrenos de adentro con muchísimo peligro.

La terna estaba compuesta por los novilleros Francisco Gómez (Aldeano), Manuel Zarzo (Perete) y Félix Rodríguez II.


miércoles, abril 12, 2017

El 12 de abril del año ...

***   ... 1981 tras cinco temporadas sin actuar en coso españoles reapareció en la plaza de toros de Marbella el madrileño Antonio Chenel (Antoñete). Se lidiaron toros de José Luis Osborne y tuvo como compañeros de terna a Rafael de Paula, llevaba un año sin torear por sus lesiones en la rodilla, y el asidonense Francisco Ñúñez (Currillo).

Antoñete en su primero, faena por bajo, naturales y de pecho. Escuchó aplausos tras acabar con su oponente de media estocada. Cortó una oreja al cuarto tras un pinchazo y una estocada corta. El puntillero levantó al toro y el torero descabelló a la primera.
El 22 de mayo siguiente toreó en Madrid y a partir de ahí se inició una segunda época en su carrera en la que se convirtió definitivamente en figura del toreo. Ese año toreó un total de 32 festejos.

Rafael de Paula fue pitado en los suyos y Currillo cortó una oreja en su primero y le ovacionaron en el que cerró plaza.



martes, abril 11, 2017

El 11 de abril del año ...

***   ... 1983 se inauguró la Escuela de Tauromaquia de Valencia a cargo del ex matador de toros valenciano  Francisco Barrios Estelrich (El Turia), la primera lección de ese día la impartieron Pedro Martínez (Pedrés) y Santiago López.

Con anterioridad a esa fecha, el 19 de marzo próximo pasado, tuvo lugar el primero de los festejos formales en la plaza de toros de Xátiva. Tomaron parte los incipientes Marcial Fernández, José Pedro Prados (El Fundi), Rafaelín Valencia y José Luis Bote, estoquearon erales de Murube. También tomaron parte Miguel Asensi y Enrique Ponce, lidiaron añojos de la misma ganadería.

                                          (Alumnos del curso académico del año 2014)

lunes, abril 10, 2017

El 10 de abril del año ...

***   ... 1996 se celebró en la Maestranza una novillada fuera de abono en la que hizo su presentación Morante de la Puebla (José Antonio Morante Camacho). Se lidiaron reses de Hermanos Sampedro, desiguales de hechura que no se emplearon con los montados y mansearon, todos se dejaron excepto el cuarto.

El triunfador de la tarde fue Morante, de blanco y oro, en el primero de su lote ya dejó ver que conocía sobradamente el oficio. Manejó con facilidad la muleta llevando toreado al novillo, con la zurda toreó más reposado rematando con airosos pases de pecho y trincherazos con empaque. Acabó con su oponente de estocada contraria que asomó por abajo y le concedieron una oreja.
El sexto fue un novillo con empuje al que sometió desde el principio, ligando y bajando la mano. Se lució al natural y lo que se presumía un triunfo grande se quedó en vuelta al ruedo tras aviso, acabó de tres pinchazos y una estocada que asomó. Entusiasmó a los aficionados sus buenas maneras e hizo que le auguraran un futuro prometedor.

Actuó en primer lugar Vicente Bejarano, de fucsia y oro, que acabó con el que abrió plaza de media estocada y le ovacionaron; en el cuarto pinchazo y estocada desprendida, dio la vuelta al ruedo.
Fue segundo espada Rondino, de verde y oro, envió al desolladero a su primero de una casi entera y desprendida; en el quinto otra casi entera que asomó y estocada caída, se silenció su labor en ambos.


Morante de la Puebla nació en La Puebla del Río el 2 de octubre de 1979. Debutó de luces el 3 de agosto de 1991 en Montellano (Sevilla), alternó con El Carli, Rafael Figueroa, Sergio Peña, Juan Montoro y Cristobal Gallardo. Debutó con los del castoreño el 16 de abril de 1994 en Guillena (Sevilla), con Antonio Ignacio Vargas, Francisco Barroso y Joselu de la Macarena. Se presentó en Las Ventas el 23 de abril de 1995 con novillos de Jiménez Pasquau, alternó con Javier Clemares y el Renco. En esa temporada toreó 42 novilladas y obtuvo 115 orejas. El año siguiente consiguió el "Zapato de Oro", de Arnedo, La Rioja.

domingo, abril 09, 2017

Sabías que ...

***   el caraqueño Antonio Bienvenida (Antonio Mejías Jiménez) fue un torero que desarrolló esplendideces toreras y llegó a ser maestro en el también difícil  arte de entender y lucir a los toros. A lo largo de su dilatada carrera taurina apadrinó la confirmación de alternativa en la madrileña Las Ventas a los siguientes espadas:

--  Emiliano de la Casa (Morenito de Talavera), 18 junio 1942, fue un mano a mano
--  Carlos Arruza, 18 julio 1944, testigo: Morenito de Talavera
--  Juan Estrada, 26 septiembre 1946, t: Pepín Martín Vázquez
--  Manolo González, 3 junio 1948, t: Pepín Martín Vázquez
--  Luis Sánchez (Diamante Negro), 18 junio 1950, t: Pepín Martín Vázquez
--  Juan Silveti (hijo), 17 junio 1951, t: Manuel dos Santos
--  Jerónimo Pimentel, 20 abril 1952, t: Rafael Ortega
--  Pablo Lozano, 18 mayo 1952, t: Paquito Muñóz
--  César Girón, 14 mayo 1955, t: Pedro Martínez (Pedrés)
--  Antonio Vázquez, 16 mayo 1955, t: Julio Aparicio
--  Joselito Huerta, 10 mayo 1956, t: Manuel Jiménez Díaz (Chicuelo II)
--  Rafael Jiménez Castro (Chicuelo), 16 mayo 1958, t: Manolo Vázquez
--  Jaime Ostos, 17 mayo 1958, t: Gregorio Sánchez
--  Antonio González, 18 junio 1959, t: Gregorio Sánchez
--  Manolo Segura, 29 septiembre 1959, t: Manolo Vázquez
--  Antonio de Jesús, 11 mayo 1961, t: Luis Segura
--  Antonio Medina, 30 junio 1963, t: Curro Romero
--  Paco Pallarés, 14 mayo 1966, Manolo Amador
--  Francisco Rivera Agüero (Curro Rivera), 18 mayo 1971, reapareció para darle la alternativa, t:          Andrés Vázquez
--  Julio Vega (El Marismeño), 23 mayo 1972, Paco Camino


   

sábado, abril 08, 2017

El 8 de abril del año ...

***   ... 1956 se celebró en Madrid la segunda corrida de la temporada, quinto festejo, y en ella tomó antigüedad la ganadería de don Celetino Cuadri Vides, de Trigueros (Huelva).

 Se la había comprado en 1954 a don José María Lancha, vacada que se remontaba al año 1928 cuando compró reses de Juan Belmonte (de procedencia Gamero Cívico y Campos Varela) a los que unió en 1939 un lote de vacas y dos sementales, "Zoquetero" y "Corcito", precedentes de la ganadería de don Esteban González Camino, productos obtenidos de un cruce entre vacas de Santa Coloma y Urcola, con un toro del Conde de la Corte. Don Celestino eliminó el hierro y la divisa originales por lo que perdió la antigüedad que había adquirido en 1950.

Sólo se lidiaron cinco toros completando el encierro uno de don Tomás Prieto de la Cal, el quinto. La terna estaba compuesta por Mario Carrión, que confirmó su alternativa, Victoriano Posada, padrino de la ceremonia y como testigo actuó Luis Parra (Parrita). Abrió plaza el rejoneador portugués Manuel Conde frente a un novillo-toro de don Fermín Bohórquez. Los cinco toros tuvieron buena presencia y en conjunto se dejaron torear.

El toro que rompió plaza, "Brujito", nº 47, recibió tres varas e hizo una pelea seria, llegó algo aplomado a la muleta. El segundo, bien armado, tomó tres varas y fue claro en el último tercio. Hondo y recogido de cabeza fue el que salió en tercer lugar, resultó incómodo por la mala lidia que recibió. Poderoso pero de poca codicia fue el cuarto, derribó repetidamente y salió rebrincado, se dolió en banderillas y cabeceó en la faena de muleta. El que cerró plaza no acreditó bravura frente a los montados pero se mostró noble y fácil con los de a pié. Dieron un peso en bruto de 497, 513, 517, 556 y 525 respectivamente.


viernes, abril 07, 2017

El 7 de abril del año ...

***   ... 1845 se celebró en el coso de la Puerta de Alcalá de Madrid una corrida de toros en la que tomaron parte Juan León (Leoncillo), Francisco Arjona Herrera (Cúchares) y José Redondo (El Chiclanero), los toros pertenecían a la vacada de Veragua.

La crítica de la misma, una de las primeras que se publicaban en España, se pudo leer en el periódico "El Globo", Revista Pintoresca Semanal, en su número del día 14 del mismo mes. Por aquel entonces se acostumbraba mucho el anonimato por parte de ciertos literatos y aunque se ignora el autor de la misma se sospecha que pudo ser don José María Díez, uno de los colaboradores del semanario.

La crónica publicada decía lo siguiente:
"Nada más gracioso e imponente que ver, como en la tarde del 7 de abril (y henos aquí sin saber cómo en el principio de nuestra tarea), llenas todas las localidades del anchuroso circo, respirando alegría todos los corazones, y demostrando su satisfación todos los espectadores con gritos y con palmadas. Se lidiaban seis toros de la célebre ganadería de los duques de Veraguas y Osunas, y los curiosos y aficionados  no fueron tardos en ocupar sus asientos. Tampoco los revendedores de billetes se durmieron, pues desde el día antes no había una localidad de las cómodas en el despacho. ¿Hasta cuando, exclamaremos con Ciceron, han de abusar los revendedores de nuestra paciencia? Nos consta que algunos dependientes del ramo de seguridad pública persiguen a estos regatones de billetes; pero hasta el día el mal subsiste, y no podemos menos de indicarlo para su remedio. Vamos al grano.

El primer toro, retinto oscuro, corniabierto, y de mediano trapío, era más boyante que pegajoso. Al principio tomaba su terreno sin malicia; pero se creció en el palo. Tomó cinco varas de Trigo y cuatro de Gallardo, á quien mató un caballo. Llevó cuatro pares de banderillas, y Leon lo despachó de un volapié corto y otro bueno, descordándolo.

El segundo, negro y algo bragado,, cornicerrado, bajo del cuerno izquierdo y hormigón de ambos, salió levantado y hasta se puede decir que huído, pero se aplomó con el castigo mostrando en seguida su dureza y mucho sentido. Trigo le arrimó siete varas, en la que perdió dos caballos, y Gallardo cinco, que pusieron otros tres caballos fuera de la plaza. Por haber tomado la querencia de un caballo muerto, como han dicho algunos historiadores, ó porque fuese algo burri-ciego, como han dicho otros, este toro fue muy dificil de banderillear, y solo con gran trabajo llevó dos pares de palos, Cúchares lo mató de una buena por todo lo alto, que mereció grandes aplausos del público.

El tercer toro, negro, corni-abierto y buen mozo, habría cumplido en estas hierbas los cuatro años. Blando y abanto por excelencia, tomó cuatro varas de Gallardo y cinco de Trigo, con muerte de un caballo, por haber tomado la salida natural del toro. Sufrió un par de banderillas puestas al recorte, con gracia y limpieza, por un diestro cuyo nombre sentimos ignorar, y pasó a más descansada vida, por mediación de Redondo, que le dió dos pinchazos en hueso, una estocada por todo lo largo, y otra más baja, con lo que remató. Este vicho salió huído e intentó saltarvarias veces la barrera.

Jabonero, y corni-bajo-cerrado era el cuarto. Presentó este toro tantas contrariedades durante su corta y mal dirijida lidia, que es arriesgado calificarle. Parecía abanto algunas veces, pero arremetía otras con decisión sin dolerse del castigo. Mató dos caballos á Gallardo en sus dos únicas varas, y recibió tres de Trigo. Este toro debió haberse lidiado más tiempo y mejor. Los peones, tanto en este como en los demás toros, estuvieron remolones. Cúchares quiso saltarlo al trascuerno, pero estaba a gran distancia de la fiera cuando esta se humilló para la suerte. Llevó este toro cuatro pares de banderillas, y despachó Leon de una soberbia estocada, á un tiempo.

De igual pelo que el anterior fue el quinto toro, aunque más feo y mejor herramienta. Era este vicho boyante y voluntario, como ningún otro; así es que los ginetes descansaron y se dirvirtieron con él. Tomó ocho varas de Trigo y diez de Gallardo, sin desgracia que de contar sea. Le metieron tres pares de banderillas, y Cúchares, feliz esta tarde como nunca, lo mató de una estocada buenísima á toro recibido.

El sexto toro, negro, buen mozo, y hormigón como el segundo, fue como el segundo, un vicho duro, pegajoso y de sentido. A pesar de la malicia y casi abandono con que fué lidiado esta fiera, llegaba siempre, recargaba y se dormía en el bulto. Recibió once varas de Trigo y trece de Gallardo. Este se portó con valor, y perdió cuatro caballo; Trigo más prudente, perdió tres y sufrió menos caídas. Gallardo, y con razón, mereció por su arrojo la aprobación general del público. Este toro llevó cuatro pares de banderillas, y murió a manos de Redondo, de cinco estocadas cortas y mal dirigidas. Nosotros, que hemos sido los primeros á elogiar la serenidad y buenas dotes del lidiador Redondo, no podemos ver con paciencia, que guiados por su valor, olvide para su daño las reglas fijas del arte. En toros, como el sexto, de sentido, es preciso citar a la fiera sobre corto, y embraguetarse todo lo posible para asegurar la estocada; pues si marra la primera, es difícil que vuelva a ponerse en suerte, sabiendo distinguir perfectamente el bulto delengaño, o aplomándose, como sucedió esta tarde, con riesgo del diestro, y fastidio de los espectadores.

Por el relato que acabamos de hacer verán nuestros lectores, que la corrida, si no sobresaliente, fué divertida al menos. Los trages de los peones no correspondían a la concurrencia, ni bastaron los dos picadores en plata, como no bastarán nunca el servicio de la plaza, especialmente en el último toro.

La autoridad, que con tanta oportunidad y buen éxito prohibió arrojar proyectiles a los lidiadores, se vió también desobedecida el lunes último, con las infinitas personas que bajaron al circo antes de concluir la función. Esto necesita remedio, y esperamos alcanzarlo para las siguientes corridas."


jueves, abril 06, 2017

El 6 de abril del año ...

***   ... 1931 el moreliano Jesús Solórzano y Dávalos confirmó su alternativa en Madrid de manos de Nicanor Villalta, con toros de Bernardo Escudero y los espadas Cagancho y Gitanillo de Triana como testigos, la corrida fue de ocho toros. Todos los astados acusaron casta, pelearon bien con los montados y fueron bravos, el primero y quinto resultaron excepcionales.

El toricantano toreó bien de capa al primero de la tarde y lo banderilleó con facilidad pero le faltó sosiego en la faena de muleta que fue muy atropellada y sin dominio. Le pudo el toro y lo que podía haber sido un triunfo grande se quedó en nada. Le faltó capacidad de reacción en la lidia del que cerró el festejo y se limitó a salir del paso de la mejor manera posible. Lo que pudo ser un triunfo de excepción en día tan señalado se quedó en agua de borrajas.

Villalta fue el único que destacó en la corrida, dio emoción a todo cuanto hizo y le premiaron con una oreja en su primero. Cagancho y Gitanillo solo dejaron destellos de su arte, sus faenas se fueron desvaneciendo y acabaron en nada.

miércoles, abril 05, 2017

El 5 de abril del año ...

***   ... 1903 se presentó como novillero en el coso de la carretera de Aragón de Madrid el viseño Fermín Muñóz (Corchaíto), Fermín Muñóz-Corchado González era su nombre completo. Toreó junto a Castor Jaureguibeitia (Cocherito) y Tomás Alarcón (Mazzantinito) frente a un encierro de Biencinto. Tuvo una gran tarde y tras ser ovacionado con fuerza en sus dos novillos lo sacaron a hombros de la plaza, quedó como una firme esperanza para las novilladas caniculares.

Tal es así que el 24 de junio siguiente en que se retomaron las novilladas toreó de nuevo en compañía de José Villegas (Pototo) y Pascual González (Almanseño), el día 26 volvió a actuar en unión de Lagartijillo-chico y tan bien estuvieron los dos espadas que fueron sacados en hombros.

Toreando en Cartagena (Murcia) en 1914 fue corneado mortalmente al entrar a matar.
(Ver post: jueves, agosto 9, 2012)



domingo, abril 02, 2017

El 2 de abril del año ...

***   ... 1922 el cretense Nicanor Villalta y Serres se presentó en Madrid como novillero alternando con el antequerano Francisco Peralta (Facultades) y su paisano José Moreno (Morenito de Zaragoza) en la lidia de seis novillos de Moreno Santamaría, ganado bien presentado, grande y con bravura.

El debutante produjo buena impresión en el público a pesar de que al principio le recibió con cierta hostilidad debido a su figura alta y desgarbada. Se reveló como un torero que sabía manejar bien el capote y de manera superior la franela. Su faena de muleta fue realizada casi toda con la zurda, sin moverse y erguido, para después pinchar en hueso y dejar una entera entrando con decisión. Salió derribado y en la enfermería fue atendido de una conmoción cerebral que le impidió volver al ruedo.

Facultades estuvo medroso en grado sumo durante todo el festejo. Acabó de un pinchazo con su primero, le devolvieron al corral el cuarto y de un pinchazo y estocada terminó con el que cerraba plaza y no pudo lidiar el debutante.
Morenito de Zaragoza aunque estuvo valiente no consiguió confirmar la buena impresión dejada el día de su presentación, el 5 de marzo anterior. Mató a su primero de un estoconazo contrario e hizo una faena de aliño antes de matar al quinto de una estocada tendida.


sábado, abril 01, 2017

Cosas de Lagartijo ...

***   Los piconeros eran unos personajes que se hicieron famosos en la tierra cordobesa, trabajadores orgullosos de serlo que de madrugada subían a la sierra con sus borricos y las herramientas necesarias para su trabajo. Llegados al lugar preparaban leña de ramas de encina, jara o pino, para hacer la "piconá" y fabricar el carbón que más tarde se usaría en los braseros. Luego, llegada la tarde, cargaban las arpilleras con que se empacaba el picón en sus jumentos y regresaban felices a la ciudad.

Los célebres y tiznados piconeros El Pilindo y El Manano presumían de tener dos protectores con igual nombre: uno era el Arcángel San Rafael, del que eran fieles devotos, y el otro Rafael Molina Sánchez (Lagartijo), al que respetaban y guardaban fidelidad sincera.

El torero tenía fama de su marcada inclinación a las bromas, de lo cual sabían bien los citados piconeros por las muchas que a ellos les había gastado. Le gustaba a Lagartijo traerlos a Madrid y en una de sus visitas les invitó por vez primera a comer unos merengues en la Puerta del Sol. Adivinando lo que les iba a suceder cuando sus rudas y curtidas manos cogieran el blando confite les ofreció la bandeja, no sin antes advertirles que los cogieran bien no fuera a ser que se les cayesen al suelo.
--- Rafael, dijo el Manano, que mala suerte tengo, ¡el primero que cojo y está podrido!...
La carcajada "lagartijera" pudo oírse en toda la Puerta del Sol.


***   No todo era diversión bulliciosa y jarana pues de todos era sabido su gran sentido de la justicia, era bondadoso con los necesitados y siempre decía que si alguien pedía era porque lo necesitaba. Se cuenta que la cerca de su finca "Rabanales" la mandó derribar a los mismos que que la levantaron para pagar dos veces a los obreros y salvarlos de tal modo del histórico "paro obrero" de aquel entonces.