martes, julio 08, 2014

El 8 de julio del año ...

***   ... 1915 se celebró en Pamplona la segunda corrida de feria en la que con toros del Marqués de Saltillo actuaron los diestros Rodolfo Gaona, Serafín Vigiola (Torquito) y Joselito.
Fue una corrida que no hubiese tenido mayor trascendencia de no ser por el bombo dado a lo que vinieron en llamar el "par de pamplona".

Abrió plaza "Cigarrito", negro, que entró con bravura a los montados en cinco ocasiones y envió a un picador a la enfermería, con fuertes contusiones.
Llegó el tercio de banderillas y el mejicano, de plomo y oro, puso un buen par de frente, en el segundo dejó llegar al toro hasta rozarle la taleguilla y sacando el par desde abajo levantó los brazos y clavó en lo alto del morrillo, saliendo del embroque con una limpieza que hizo que los presentes aplaudieran con muchísima fuerza, cerró el tercio con otro par de dentro a fuera.

Este segundo par dio la vuelta al orbe taurino y ha quedado para la historia con el nombre citado en principio. Tal es así que en la plaza de El Toreo de Méjico colocaron una escultura en bronce, obra de Humberto Peraza, que inspirada en este par presidía la entrada al coso.

La cosa no debió ser para tanto ya que el propio Rodolfo Gaona dijo que el mérito era del fotógrafo Rodero que tuvo la habilidad de acertar con el ángulo en el momento de tomarla, se sinceró diciendo que el par en sí no tiene el mérito que han venido en darle ya que lo puso sobre el pitón de salida y no entre los cuernos.

No hay comentarios: