lunes, julio 14, 2014

El 14 de julio del año ...

***   ... 1901 se celebró en Sevilla una novillada con picadores en la que intervinieron Rafael Gómez (El Gallo) y Manuel Díaz (Agualimpia), los novillos pertenecían a la ganadería de Concha y Sierra y resultaron bravos y con poder.

En el tercero de la tarde no estuvo la fortuna de parte de El Gallo y tuvo una actuación desastrosa, la codicia del animal le hizo desconfiarse y ya no supo por donde meterle mano, al final sonaron los tres avisos y la bronca que le dedicaron fue de las que no se olvidan.

El Gallo cabizbajo se dirigió hacia las tablas y al ver que el novillo en compañía de los mansos era conducido hacia los corrales, no se le ocurrió otra cosa que correr velozmente hacia el grupo de astados y a traición y tomando las precauciones necesarias clavar por detrás la espada al novillo que le había amargado la tarde, aunque de mala manera consiguió que el animal muriese en el ruedo.

El presidente ordenó que una vez terminada la corrida fuese conducido a la cárcel además de sancionarle con una multa de doscientas cincuenta pesetas. Como no hay mal que por bien no venga, de esta contrariedad extrajo resultados favorables, fue visitado por algunos empresarios con el fin de que torease en sus plazas.

No hay comentarios: