miércoles, junio 25, 2014

El 25 de junio del año ...

***   ... 1922 en la plaza de toros de Murcia fue corneado mortalmente el novillero Juan Ruíz (Lagartija II). La novillada se celebraba a beneficio de la Cruz Roja, estaba anunciada para el día del Corpus pero hubo de suspenderse a consecuencia de la lluvia.
Se lidiaron seis astados de la ganadería de don Antonio Flores, que corrieron a cargo de Francisco Peralta (Facultades), el infortunado Juan y Nacional III.



El percance tuvo lugar en el quinto de la tarde, "Gorete", nº 78, negro, entrepelao, bien puesto de pitones y con poder, cuando Lagartija II, de tabaco y oro, entró a matar con rectitud acostándose en el morrillo tras haber realizado una faena valiente. Cobró una estocada entera y el novillo le volteó al salir de la suerte recogiéndole nuevamente del suelo, de camino a la enfermería iba dejando un reguero de sangre.

Fue atendido por el doctor don Ramón Sánchez Parra, que junto con sus ayudantes don Emilio Sánchez Parra y don Antonio Amorós, observaron que tenía una herida en la ingle derecha, de 12 centímetros, con gran hemorragia al tener rotas las venas femoral y safena. Procedieron rápidamente a la ligadura de dichas venas y durante las siguientes dos horas en que Juan Ruíz se mantuvo con vida se le administraron inyecciones intravenosas de suero, cafeína y esparteína.
A las ocho y media el párroco de la iglesia de San Juan le administró la Extremaunción, a las nueve y media dejó de existir. La corrida fue suspendida nada más saberse la extrema gravedad del herido. Su entierro fue costeado por la Cofradía de Jesús Resucitado, que era Empresa de la plaza.

El novillo causante de la tragedia también cogió al banderillero Calos Vila (El Rubio) infiriéndole un puntazo en el tercio medio del muslo derecho, de pronóstico reservado, y al picador José Cerveral (El Suizo) que sufrió un puntazo en la región posterior de la pierna derecha, calificado como de menos grave.




No hay comentarios: