lunes, junio 02, 2014

El 2 de junio del año ...

***   ... 1968 el ganadero Victorino Martín Andrés fue corneado varias veces en su finca por el toro "Hospiciano", de nueve años, con gravísimas heridas pudo escapar del animal metiéndose en el río Árrago, el semental murió tres días después y Victorino tardó varios meses en recuperarse.

En el libro "Victorino por Victorino" así cuenta el ganadero lo sucedido:
#Entonces teníamos dos sementales con las reproductoras, "Hospiciano", que tenía nueve años, y "Caminero", que tenía seis. El más joven había pegado una paliza a "Hospiciano", que, bastante maltrecho, se refugió en el río Árrago. Mi hermano Adolfo y yo quisimos echarle un vistazo antes de salir para Galapagar y fuimos en el 600 hasta donde le habíamos visto por última vez, junto al mayoral y el encargado, pero no lo encontramos, aunque vimos un pescador que nos gritaba algo desde la orilla opuesta del río.
El mayoral y yo nos acercamos a pie hasta la orilla y sólo nos dio tiempo a escuchar que tuviéramos cuidado porque... En ese momento vimos moverse la maleza y a "Hospiciano" venirse contra nosotros. Aquello era una máquina de dar cornadas y estaba dando salida a toda la furia contenida deapués de la paliza que había recibido. Noté como el pitón entraba una y otra vez, hasta siete veces, en la parte izquierda del tronco. Pero afortunadamente no perdí el conocimiento e intenté llegar a gatas hasta la orilla del río. Allí me pegó dos cornadas más, una en el glúteo y otra en la pierna. El último empujón me lanzó al río y vi que mi única posibilidad era dejarme arrastrar por la corriente. De allí, medio desangrado pero consciente, me recogió el mayoral y me llevó al coche, donde estaba mi hermano Adolfo y el encargado, que habían visto todo lo ocurrido.
Tardé muchos meses en curar de aquellas nueve cornadas. "Hospiciano" murió en el río tres días después por las heridas recibidas en su pelea con "Caminero".#

No hay comentarios: