miércoles, junio 11, 2014

El 11 de junio de año ...

***   ... 1925 con lleno rebosante se celebró en la Maestranza sevillana la corrida a beneficio de la Asociación de la Prensa, con la presencia de los infantes D. Carlos, doña Luisa y sus hijos, en que tomó la alternativa el rondeño Cayetano Ordóñez Aguilera (Niño de la Palma).

Juan Belmonte le cedió el primer toro de don Félix Suárez en presencia de José García Caranza (Algabeño,hijo). El toricantano estuvo bien en sus dos toros, en el primero tras una faena artística en la que sobresalieron templados naturales entró a matar en corto y por derecho para dejar una estocada corta. Cayetano puso fin a la corrida con una faena valiente y torera que fue premiada con una oreja tras una estocada algo desprendida.

La maestría de Juan Belmonte, el arrojo y pundonor del hijo de Algabeño y el arte del Niño de la Palma lograron que la corrida fuera interesante y entretenida. A Belmonte le concedieron la oreja y el rabo de su primero y fue ovacionado en el otro. Algabeño cortó las oreja del segundo de la tarde y escuchó palmas en el quinto.



EL 10 DE JUNIO DEL AÑO ...
========================

***   1917 tarde apoteósica en cuanto a la suerte suprema se refiere la vivida en la plaza de toros de Madrid. Se lidiaron seis toros de Miura por Agustín García (Malla), Paco Madrid y Pedro Carranza (Algabeño II).

Los astados de Zahariche, muy bien presentados, fueron finos de tipo, bien puestos de cabeza, largos, apretados de carne, de pelos bonitos y variados, y contribuyeron con su bravura y nobleza al éxito de la corrida.
Los tres diestros hicieron el paseíllo con ilusión y deseos para enfrentarse con aquello que los demás evitaban, su sorpresa fue encontrarse con unos toros que hicieron que la ganadería miureña recuperara el cartel de Madrid.
La guinda a sus faenas fueron las seis estocadas que, a una por toro, dieron por tierra a sus oponentes, los tres se perfilaron por derecho y con decidida arrancada sepultaron el estoque en lo alto del morrillo. Tarde jubilosa en la que los tres toreros salieron en triunfo por la puerta grande, después de dar la vuelta al ruedo en todos los toros.

En la crónica que don Gregorio Corrochano publicó en ABC el día siguiente proponía que, en lo sucesivo, todos los años se debía celebrar la fecha del 10 de junio como "La fiesta del volapié".

No hay comentarios: