sábado, junio 24, 2017

El 24 de junio del año ...

***   ... 1998 Antonio Chenel (Antoñete) hizo en solitario el paseíllo en Las Ventas, de lila y oro, para celebrar su 66 cumpleaños y reencontrarse con su plaza, lidió dos toros de Las Ramblas que resultaron nobles. Asistió al festejo la Condesa de Barcelona a la que brindó el primer toro.


En el primero faena con pases por bajo, naturales y de pecho, dando las distancias, gustándose y recreándose, la media verónica con que remató las verónicas de recibo fue un dechado de exquisitez, le concedieron las dos orejas tras acabar con el toro de pinchazo y estocada.

Una oreja le dieron en el segundo tras media estocada y tres descabellos. Las verónicas con que le recibió fueron excepcionales y la media con que las remató un monumento al arte. Lo brindó al público y lo que se vio a continuación fue todo un prodigio, ayudados con enjundia, templadísimos derechazos, majestuosos pases de pecho, monumentales naturales, toreó alternando las dos manos en pases llenos de estética y valor. Lo sacaron en hombros por haber hecho una cosa tan del agrado de los aficionados, bordar el toreo.

viernes, junio 23, 2017

El 23 de junio del año ...

***   ... 1932 se lidian por primera vez en la plaza de toros de la carreta de Aragón de Madrid los toros de los Herederos de Esteban Hernández, antes de Encinas, fueron bravos en general.

Menos el cuarto que fue manso, aunque manso con casta, hubo tres que fueron muy bravos y dos que cumplieron, muy completos y con embestida codiciosa. Una bonita corrida que sin duda alguna satisfizo las expectativas de los ganaderos.


Domingo Ortega dominó a los toros con un toreo científico, acoplándose con torería a sus condiciones. Los supo aguantar, toreó y expuso, supo pararse con ellos, sacárselos con la muleta
y rematarlos sin alardes superfluos. En su segundo le concedieron una oreja que tiró en cuanto escuchó algunas protestas de los ignorantes de siempre.
Marcial Lalanda acabó con su primero de dos pinchazos y una estocada y con el cuarto de media y una entera sin puntilla.
Pepe Bienvenida estuvo sin sitio en el tercero. Al que cerró plaza le hizo una faena vistosa y lo mató de media estocada y descabello, le concedieron una oreja y lo sacaron en hombros.


jueves, junio 22, 2017

El 22 de junio del año ...

***   ... 1919 hizo su presentación en Madrid el diestro Domingo Uriarte Arteagabeitia, con novillos de Bañuelos y acompañado de Valencia II y Ernesto Pastor.

Causó gratísima impresión pues puso corazón en todo cuanto hizo y aquello que le salió mal no fue por falta de voluntad ni por miedo. Con valentía adelantaba mucho la muleta para traer al novillo y sacarlo de la suerte muy toreado, estuvo algo atropellado pero siempre en novillero con agallas y con buen estilo. Dio la vuelta al ruedo en su primero tras matarlo de estocada baja, una pasada en falso y una delantera de la que salió trompicado.
Al poner el segundo par de banderillas al que cerró plaza, también las colocó en el tercero, resultó cogido. El animal apenas le tropezó en la cabeza y Uriarte salió corriendo hacia la enfermería, esta actitud dejó un poco extrañado al público. Ignoraban que a causa de una cogida tuvieron que hacerle una trepanación y llevaba en el parietal izquierdo un aparato metálico. En esta ocasión el animal le había dado un puntazo en el labio superior y un varetazo en el sitio donde llevaba el aparato. Llegó a las dependencias sanitarias conmocionado y ya no volvió a salir, acabó con el novillo Victoriano Roger y Serrano.

Había nacido en el caserío de Rebonza (Vizcaya) el 4 de agosto de 1895 por lo que al principio le apodaron Rebonzanito. Sufrió percances gravísimos que le tuvieron en más de una ocasión al borde de la muerte. Era muy desigual toreando por lo que nunca destacó en su profesión, toreaba en contadas ocasiones. No quiso retirarse sin haber tomado la alternativa por lo que ni corto ni perezoso organizó en Bilbao, el 6 de julio de 1924, una corrida para que en ella se la diera Domingo González Mateo (Dominguín), el de Quismondo, en presencia de José Roger Serrano (Valencia), con toros de Ángel Rivas. Solamente mató el de la alternativa pues el sexto se lo cedió 'gentilmente' al testigo. Falleció el 25 de julio de 1971.

miércoles, junio 21, 2017

El 21 de junio del año ...

***   ... 1914 se presenta en Sevilla como novillero Ignacio Sánchez Mejía, mano a mano con José García (Alcalareño). Su primer novillo, "Chochito", de Carvajal, le infirió una cornada en el muslo al entrar a matar por segunda vez, sus compañeros explicaban que como en el primer encuentro dejó Ignacio una estocada atravesada, quiso enmendarse y entró demasiado ceñido por lo que fue empitonado.


El parte facultativo decía que tenía una cornada en la parte superior del muslo derecho, con destrozos en los tejidos musculares y en la arteria femoral, su estado fue calificado de muy grave. No pudo ser trasladado a su domicilio por el estado delicadísimo en que se encontraba, se le aplicaron constantemente inyecciones de suero, cafeína y morfina.

El percance hizo que reconsiderase el deseo de hacerse matador y optó por volver nuevamente al escalafón de plata. Estuvo a las órdenes de Juan Belmonte, Rafael el Gallo y, por fin, de su amigo de infancia y más tarde cuñado Joselito. Con él se formó hasta que le dio la alternativa en Barcelona el 16 de marzo de 1919, al cederle el toro "Buñolero", de don Vicente Martínez, en presencia de Belmonte.








martes, junio 20, 2017

El 20 de junio del año ...

***   ... 1920 triunfo grandioso de Juan Belmonte en Madrid. Por haber cogido el primer toro a Martín Vázquez tomó los trastos y cuando se disponía a matar se le arrancó el animal, le aguantó con tranquilidad y le recetó un pinchazo que descordó al de Albaserrada.

A partir de entonces estuvo espléndido como torero y superior como matador, a lo largo de la corrida fue creciéndose hasta lo inconcebible, estuvo completísimo y sobrado. No desaprovechó ningún toro, ni un momento, ni una ocasión para torear como sólo él sabía hacerlo. Sus medias verónicas fueron impecables, esas medias verónicas que son uno de los momentos más sublimes del torero.

El Pasmo de Triana paseó una oreja del segundo y el rabo del quinto. Quizá debido a la alegría del éxito y en parte por el recuerdo de la tragedia de su amigo Joselito, el diestro se emocionó como nunca.
El crítico Clarito decía en su crónica: "¿No le habéis visto hacer un alto en la faena y abrir la boca como un pajarito 'pión', porque se ahogaba él mismo de emoción artística, de 'gustarse' toreando?"

Con Belmonte actuó Fortuna quien logró muchos aplausos como premio a su labor, al último de la tarde lo mató de manera excepcional, ejecutó la suerte con precisión y no parando hasta dar con la mano en el morrillo.


lunes, junio 19, 2017

El 19 de junio del año ...

***   ... 1960 el toledano Gregorio Sánchez se encerró en solitario en el coso de Las Ventas con seis toros de Jesús Sánchez Cobaleda, "Barcial". Fue en la corrida a beneficio del Montepío de Toreros, él era en esos momentos el presidente de dicha Asociación.

Durante toda la tarde hizo gala de su pundonor y honradez y dejó bien a las claras cual era su categoría profesional. Supo mandar en la plaza y nada le pasaba inadvertido. Todas sus faenas fueron medidas, ni un pase de más y ninguno de menos, con un toreo sobrio y sin concesiones a la galería, la corrida resultó realmente memorable.

Tuvo fortuna con el estoque y acertó siempre con el descabello a la primera intentona. Le concedieron las dos orejas del primero y del cuarto, y una en el segundo, en el tercero y en el sexto. El festejo duró tan sólo una hora y veinte minutos, tiempo más que suficiente para dejar grabada en la memoria una tarde gloriosa. Al acabar con el tercero de la tarde los banderilleros lo pasearon en hombros por el ruedo, preludio de lo que ocurrió más tarde cuando una enfervorizada multitud de aficionados lo llevó en volandas calle Alcalá arriba.


domingo, junio 18, 2017

¡Hasta siempre, Maestro!

*** Fue en la corrida que ayer se celebró en Aire Sur L'Adour , en el suroeste francés, donde el toro "Provechito", nº 53, negro, de Baltasar Ibán, infirió a Iván Fandiño una gravísima cornada en el costado al hacer un quite al toro que correspondía a Juan del Álamo, se trastabillo y, una vez en el suelo, el animal le metió el pitón. Tras finalizar la corrida fue trasladado al hospital "Layne", de Mont de Marsan, donde sólo pudieron certificar su muerte.

Sirvan estas líneas de homenaje al diestro orduñés quien con perseverante ánimo y total entrega dio rienda suelta a una de sus mayores ilusiones, la de enfrentarse a un noble animal del que de antemano sabía que le podía quitar la vida.

Maestro Iván Fandiño, con sólo 36 años has entrado a formar parte de esos legítimos héroes cuya trágica pérdida ha servido para engrandecer aún más a la profesión que elegisteis. Reciban tus familiares y allegados nuestra más sincera condolencia. ¡Descansa en paz!.


El 18 de junio del año ...

***   ... 1985 fallece en accidente de circulación el diestro Martín Sánchez Vaquerizo (Pinto), el automóvil que conducía, por causas desconocidas, se precipitó contra un camión que en las inmediaciones de la localidad murciano de Cieza circulaba en dirección contraria. Sus restos fueron inhumados en el cementerio de la localidad valenciana de Paiporta.

Su apodo se debe al pueblo madrileño donde nació el 13 de julio de 1939. Se presentó en Madrid el 21 de septiembre de 1958 con novillos de Carlos Núñez acompañado de Mondeño y Alfonso Vázquez. Tomó la alternativa en Barcelona de manos de Julio Aparicio el 24 de julio de 1960, con Chamaco como segundo matador y toros de Sepúlveda de Yeltes. La confirmó en Madrid el 1º de julio de 1962 con toros de Salvador Guardiola, Gabriel España fue el padrino y Luis Alfonso Garcés actuó de testigo.
Su toreo de fino estilo le auguraba un futuro halagüeño pero la gravísima cornada que sufrió en la plaza de Las Arenas el 15 de febrero de 1959 hizo que se estancara, la verdad es que no le acompañó la suerte. Esa tarde se lidiaron novillos de la viuda de Cándido García Sánchez, de Salamanca, grandes, con mucho poder y desarrollados pitones, para Ángel Agudo (El Greco), el que ahora nos ocupa y Curro Montes. Fue corneado al entrar a matar a su primero y el parte facultativo  decía que Sánchez Pinto sufría una grave cornada con dos trayectorias. Una que desgarraba la uretra desde su porción membranera hasta el cuello vejigal, por donde penetra en la vejiga urinaria ocasionando gran rotura de la misma, y otra que, disecando el recto, penetraba ampliamente en la fosa histro rectal derecha, con ebrición del músculo elevador del ano del mismo lado. Intenso "shock" traumático. Pronóstico muy grave.


El domingo 23 de agosto de 1959 salió a hombros de Las Ventas al cortar una oreja al segundo y las dos del quinto, novillos sobresalientes del vizconde de Garci Grande. El siguiente jueves 3 de septiembre repitió plaza junto a Juan Vázquez y Tomás Sánchez Jiménez, cinco novillos de Jesús Sánchez Cobaleda y otro de Juan Cobaleda. Cortó una oreja en su primero y recorrió el anillo tras matar al quinto. En la barrera del 1 se encontraba presenciando el festejo el Che Guevara.