sábado, julio 01, 2017

El 30 de junio del año ...

***   ... 1763 Don Pedro Aguado Correa, que tenía a su cargo el asiento de las corridas de toros de los Reales Hospitales que se celebraban en la plaza de toros de la Puerta de Alcalá de Madrid, solicitó que la corrida a celebrar en esta fecha, décima de la temporada, no se llevase a efecto.


Los motivos que expuso fueron muy convincentes: "Resulta que los varilargueros Antonio Gamero, Fernando de Toro y Juan de Amisas adujeron que a causa de su trabajo, caídas y brega que tuvieron en la corrida celebrada el lunes anterior, día 27, se habían resentido con bastante gravedad de los golpes que en las antecedentes habían recibido; y viéndose necesitados a reponerse de aquellos quebrantos, no siendo suficiente para conseguirlo el poco tiempo que tenían hasta el jueves próximo en que se quería celebrar dicha corrida, consideraban imposible su recuperación y trabajar en ella."
A parte de lo referido también alegó que "no habiendo sujetos que pudieran suplirlos y que por esa falta podía ser mal ejecutado, que de suceder así, se daría el público por engañado, y serían más de temer algunas desgraciadas contingencias, como ya se había experimentado al poner al toreo picadores poco diestros."

Le hicieron caso y se le autorizó para que esta décima corrida se celebrara el jueves 7 de julio. La 11ª se celebró el 14 de julio, y los jueves 21 y 28 de igual mes la 12ª y la 13ª. Los Jueves 4 y 11 de agosto las 14ª y la 15ª. La 16ª que se pensaba celebrar el día 18 hubo de darse el 1º de septiembre por estar los picadores heridos.

miércoles, junio 28, 2017

El 29 de junio del año ...

***   ... 1967 se lidian por vez primera toros a nombre de Victorino Martín, hasta entonces Escudero Calvo, en la plaza de toros de de Castro Urdiales, municipio costero de la C.A. de Cantabria, resultaron bravos para los caballos pero demostraron mal estilo con los de a pie.

Antonio de Jesús no hizo nada reseñable ni con la capa ni con la muleta al primero de su lote, se dividieron las opiniones al acabar con el toro al que aplaudieron en el arrastre. Mejor estuvo con el cuarto de lidia ordinaria del que le pidieron la oreja y dio la vuelta al ruedo tras despacharlo de media y tres descabellos.
Pablo Sánchez (Barajitas), sustituía a Paco Corpas, fue abroncado tras recetar varios pinchazos y media estocada, aplaudieron al toro camino del desolladero. Silenciaron lo que hizo al sexto al que mató de múltiples pinchazos y descabello.
Abrió plaza la rejoneadora Antoñita Linares que fue aplaudida al colocar rejones y banderillas. Un rejón de muerte y remató a la res defectuosamente el sobresaliente, la caballista fue ovacionada.


El 29 de junio del año ...

***   ... 1967 tarde aciaga la que tuvo Manuel Benítez (El Cordobés) en la corrida celebrada esa tarde en la Monumental de Barcelona. Se lidiaron seis toros de Alfonso Sánchez Fabrés, de Salamanca, bravos y nobles, excepto el que salió en quinto lugar que fue condenado a banderillas negras.

Mal estuvo Benítez en ese toro que fue devuelto a los corrales tras haber escuchado los tres avisos, la bronca con que le obsequió el público fue descomunal. No hubo ningún atenuante que justificase en parte su mala actuación en el segundo de la tarde, escuchó una buena pitada.

Paco Camino, ovación con dos orejas y vuelta en el que abrió plaza; aplausos en el cuarto. Víctor Manuel Martín, ovación, dos orejas y vuelta al ruedo en el tercero y aplausos en el último del festejo.


El 28 de junio del año ...

***   ... 1863 en la desaparecida plaza de toros de la Berceloneta se lidió una corrida con toros de doña Gala Ortíz, de San Agustín de Alcobendas, se encargaron de estoquearlos los diestros Julián Casas del Guijo (El Salamanquino) y Manuel Fuentes (Bocanegra).

Lo especial de esta corrida era que en ella se iba a lidiar por primera vez un ejemplar que había sido transportado en un cajón desde los corrales de la plaza de toros de la Puerta de Alcalá hasta su destino, sus restantes hermanos fueron conducidos a pié. La de por aquel entonces tan original idea fue fruto de la imaginación de don Pascual Mirete, conserje de la plaza de toros madrileña.






martes, junio 27, 2017

El 27 de junio del año ...

***   ... 1920 el picador Manuel Liñán Contreras fue derribado de su cabalgadura en la Monumental de Barcelona sufriendo una fuerte contusión torácica acompañada de hemorragia pulmonar, a resultas de estas lesiones falleció la noche de ese día.
Había nacido en la capital hispalense el año 1884, residía en la capital catalana y no era raro verle actuar en dicha plaza, se inició en la profesión el año 1907.


Corrida a beneficio de la Asociación de la Prensa presidida por el secretario del Gobierno Civil, señor Luengo. Tras matar Sánchez Mejía al tercero de la tarde hizo acto de presencia en el palco S.M. el Rey, abandonó la plaza cuando el Gallo acabó con la vida del sexto, sustituía al trianero cogido en un brazo al hacer un quite.


lunes, junio 26, 2017

El 26 de junio del año ...

***   ... 1928 Braulio Lausín y López (Gitanillo de Ricla) se despidió de la afición madrileña en la corrida organizada a su beneficio en la que estuvo acompañado de Chicuelo, Posada y Armillita Chico. Se había dado a conocer como novillero en el coso de la carretera de Aragón el 26 de mayo de 1921.

Era tan valiente que le pusieron el apelativo de El León de Ricla, pueblo de la provincia de Zaragoza en donde nació, tanto se arrimaba que los toros no le perdonaron. Dos de sus cogidas más graves las sufrió en Madrid, el 16 de mayo de 1924 y el 15 de igual mes de 1927, ésta, en el tórax, estuvo a punto de causarle la muerte.

Don Gregorio Corrochano contaba en las páginas de ABC lo que ocurrió en el toro de su despedida: "Beneficio de Gitanillo. Poco beneficio. En la plaza había grandes lagunas. Ni el haber sido aquí el lugar del suceso -la cogida-  que originó la despedida de hoy, ni los éxitos de Chicuelo, Posada y Armillita, han sido suficiente para llenar la plaza. Si no es más que esto lo que se va a hacer por Gitanillo, me parece poco. Los concurrentes pusieron mucho cariño en la despedida. Las ovaciones hacían saltar las lágrimas; Gitanillo salió por delante a matar un toro, que no se quiso beneficiar sin un último esfuerzo y un riesgo más. El esfuerzo era visible: no podía. Así lo vio Chicuelo, que bregó para restar energías al bravo toro de don José Aleas, muy bravo y de mucho temperamento. Gitanillo muletea por bajo para quitar genio al toro, que acude pronto y se crece y está cada vez más bravo. Luego se va a la fierecilla con la muleta en la izquierda, y le aguanta unos pases por alto, quieto, con los últimos arrestos de torero. Se le ovaciona. Fue un trozo de faena muy bueno y valiente. Pincha y se resiente del costado derecho por el encontronazo. El público no quiere que siga y pide que acabe Chicuelo, pero Gitanillo está decidido a matarlo él, como sucede, con una estocada corta y un decabello. Ovación unánime y oreja. ¡Qué momento tan triste! Los pañuelos que se agitaron para pedir la oreja van al bolsillo luego de pasar por los ojos. [...]
Gitanillo se va. Se le despide con aplausos. También hubo más voluntad que lucimiento en su beneficio. Hemos hecho poco por él. Merecía más de la plaza de Madrid, donde las cornadas le han quitado del toreo."

El 22 de julio de tal año toreó su última corrida, fue en Barcelona con Martín Agüero y Gitanillo de Triana, los toros eran de Mariano Bautista. Falleció el 4 de noviembre de 1967 en Zaragoza.



                                 




domingo, junio 25, 2017

El 25 de junio del año ...

***   ... 1922 en la undécima y última corrida de abono de la temporada en Madrid se despidió de esa afición el gallego Alfonso Cela Villeíto (Celita), se había presentado como novillero en este coso el 2 de febrero de 1910.

Celita entró en sustitución de Manuel García (Maera), al perder el expreso que lo debía traer a la corte comunicó no poder llegar a tiempo para torear esta corrida. Anteriormente se había caído del cartel que la Empresa había confeccionado el ripense Marcial Lalanda, le acababan de operar en un pié. Por fin consiguió dar la corrida con Celita, Nacional I y Valencia II. Los toros de don Antonio Pérez fueron todo un ejemplo de bravura, dieron un juego excepcional y colocaron a la ganadería con divisa azul, encarnada y amarilla, y señal de horquilla y muesca en ambas orejas, en un lugar de máximo prestigio.
Los toros que desde 1911 eran propiedad del señor de San Fernando lucieron por primera vez esos colores en la plaza madrileña el 22 de julio de 1906, con excepcional resultado, pertenecían a la vacada portuguesa de Luis da Gama.

Celita puso todo su empeño para poder maquillar en lo posible su desentrenamiento y no aburrir a los aficionados que llenaban los tendidos de sombra y ocuparon más de la mitad de las localidades de sol. Acabó con su primero, después de una breve faena, de estocada baja, dos pinchazos sin soltar y media delantera; a su segundo lo mató de media atravesada y una entera perpendicular.
Nacional I despachó al que salió en segundo lugar de una estocada caída, un pinchazo y un estoconazo perpendicular. El quinto lo brindó al ganadero, acabó con el toro de un buen pinchazo y una soberbia estocada, le concedieron dos orejas.
Valencia II mató a su primero de media estocada en lo alto y despenó al que cerró plaza de media con travesía, un pinchazo y una entera.
Todo los asistentes salieron de la plaza convencidos de que habían tenido la enorme suerte de haber presenciado una corrida en la que los seis toros fueron extraordinarios, toros para encumbrar una ganadería.

                                (Celita en Barcelona el 12 julio 1914 como único espada)

sábado, junio 24, 2017

El 24 de junio del año ...

***   ... 1998 Antonio Chenel (Antoñete) hizo en solitario el paseíllo en Las Ventas, de lila y oro, para celebrar su 66 cumpleaños y reencontrarse con su plaza, lidió dos toros de Las Ramblas que resultaron nobles. Asistió al festejo la Condesa de Barcelona a la que brindó el primer toro.


En el primero faena con pases por bajo, naturales y de pecho, dando las distancias, gustándose y recreándose, la media verónica con que remató las verónicas de recibo fue un dechado de exquisitez, le concedieron las dos orejas tras acabar con el toro de pinchazo y estocada.

Una oreja le dieron en el segundo tras media estocada y tres descabellos. Las verónicas con que le recibió fueron excepcionales y la media con que las remató un monumento al arte. Lo brindó al público y lo que se vio a continuación fue todo un prodigio, ayudados con enjundia, templadísimos derechazos, majestuosos pases de pecho, monumentales naturales, toreó alternando las dos manos en pases llenos de estética y valor. Lo sacaron en hombros por haber hecho una cosa tan del agrado de los aficionados, bordar el toreo.

viernes, junio 23, 2017

El 23 de junio del año ...

***   ... 1932 se lidian por primera vez en la plaza de toros de la carreta de Aragón de Madrid los toros de los Herederos de Esteban Hernández, antes de Encinas, fueron bravos en general.

Menos el cuarto que fue manso, aunque manso con casta, hubo tres que fueron muy bravos y dos que cumplieron, muy completos y con embestida codiciosa. Una bonita corrida que sin duda alguna satisfizo las expectativas de los ganaderos.


Domingo Ortega dominó a los toros con un toreo científico, acoplándose con torería a sus condiciones. Los supo aguantar, toreó y expuso, supo pararse con ellos, sacárselos con la muleta
y rematarlos sin alardes superfluos. En su segundo le concedieron una oreja que tiró en cuanto escuchó algunas protestas de los ignorantes de siempre.
Marcial Lalanda acabó con su primero de dos pinchazos y una estocada y con el cuarto de media y una entera sin puntilla.
Pepe Bienvenida estuvo sin sitio en el tercero. Al que cerró plaza le hizo una faena vistosa y lo mató de media estocada y descabello, le concedieron una oreja y lo sacaron en hombros.